Inicio » Resultados de festejos » A hombros Hermoso de Mendoza y Miguel Moura
A hombros Hermoso de Mendoza y Miguel Moura

A hombros Hermoso de Mendoza y Miguel Moura

FECHA: 18 de julio de 2015

LUGAR: Plaza de Toros de MEJANES (FRANCIA).

ENTRADA: Casi lleno

RESEÑA: Joao Moura (oreja); Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas y rabo); Joao Moura Jr (palmas y ovación); y Miguel Moura (dos orejas y silencio)

GANADERIA: Toros de Los Espartales

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 5, de nombre Retamo, 510 Kg: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas RONCO (3 banderillas) y BELUGA (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 26, de nombre Querido, 530 Kg: De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y DISPARATE (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: DALI.

COMENTARIO: Décima comparecencia de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de Mejanes, en la tradicional corrida del Rejón de Oro y donde la temporada pasada fue homenajeado por sus veinticinco años de alternativa. En esta ocasión, el agasajado era el portugués Joao Moura, quien abrió plaza con la lidia de un toro y estuvo acompañado en esta su despedida de los ruedos de Francia por sus dos hijos y por el propio Hermoso de Mendoza.

Y cuarto Trofeo Rejón de Oro que se adjudica el estellés, que como sucedió en la última ocasión en que lo ganó, lo hizo después de obtener un rabo de uno de uno de sus enemigos.

El primer toro que lidió el estellés y que brindó a su amigo Joao Moura, intentó saltar la barrera nada más pisar el ruedo y la caída, sumado a las justas fuerzas que tenía, marcaron el desarrollo de una lidia, que al final el jinete tuvo que abreviar. Los mejores momentos fueron el toreo redondo de NAPOLEON en los primeros envites de la actuación, parando al toro en redondo, con galopes y giros suaves para mantener al astado en pie. En cuando lo forzó a la hora de colocar el rejón de castigo, el toro acabó caído. Prosiguió la lidia un cada día más cuajado RONCO que tuvo momentos muy brillantes, con variedad en las banderillas y destacando sobre todo cuando esperaba al toro, incluso en alguna retrocediendo sobre sus pasos, para salir toreando con el pecho. Gran actuación llena de temple y de suavidad, dándole al toro la lidia necesaria y rematada también con piruetas. Con BELUGA, le resultó imposible a Pablo mantener al toro en pie y cada embroque era una caída, por lo que decidió acudir por PIRATA y entrar a matar, cosa que hizo al primer intento, siendo ovacionado por la concurrencia, mientras que el toro era pitado en el arrastre.

El lío gordo y la borrachera de toreo vino en el quinto de la tarde, un toro cárdeno de Los Espartales que no dejó de embestir en toda la lidia y que permitió el lucimiento de todos los caballos, desde el inicial CHURUMAY, toreando muy despacio y dejándose llegar mucho al toro en circulares ceñidos y ajustados que dieron plenitud y majestuosidad a ese primer tercio. Un solo rejón de castigo y tanteos con la bandera antes de dar pie a un duelo inédito en banderilla, pero que fue todo un éxito. BERLIN, contra DISPARATE, duelo fraticida entre hermanos que comenzó con el teutón colocando dos soberbias banderillas, y numerosas pasadas toreando con el pecho, sin clavar, pero además intercaló entre todo ellos numerosos galopes de dos pistas, aguantando la bravura de Querido y metiéndose por los adentros en los remates. Ovación de gala para BERLIN, y sorpresa cuando Pablo compareció con DISPARATE, por lo inhabitual de que actúe como segundo caballo de banderillas. Acertó el jinete y DISPARATE, dio lo mejor de sí, continuando con el espectacular nivel de BERLIN en los embroques y aportando además su personal “hermosina” que reventó los tendidos y que en la cara del toro se convertían en auténticos abaniqueos de la mejor muleta. La plaza rendida ante el estellés esperaba con expectación a PIRATA, inédito en su primer astado y que ahora pudo dar de si todo en las cortas, clavadas con justeza y con emoción porque el toro llegó a este tercio todavía entero, pero defendiéndose por alto, lo que daba un plus de intensidad a los embroques, aumentado cuando Pablo colocó el par a dos manos cuajado en el mismo estribo , saliendo de la suerte toreando con la mano sobre el testuz en un desplante muy bohorqueciano. Había que cerrar bien y por eso Pablo se dejó llegar al toro, a la manera que más le gusta y que más difícil resulta de acertar, pero que cuando se acierta, como en este caso, es motivo de enorme satisfacción porque se matan los toros como se debe hacer. El toro dobló de forma contundente y los máximos trofeos cayeron en las manos de Hermoso, que obtuvo así su segundo rabo de este temporada y para el toro los honores de la vuelta al ruedo.