Inicio » Resultados de festejos » Barba, Macías, Sánchez y Saldívar, orejeados
Barba, Macías, Sánchez y Saldívar, orejeados

Barba, Macías, Sánchez y Saldívar, orejeados

Por: MARY PAZ GONZÁLEZ

Emotivo, triunfal y muy torero resultó el festival de lujo que se llevó a cabo este sábado por la tarde en el coso “San Marcos” de la ciudad de Aguascalientes en honor y beneficio de un hombre a carta cabal que ha entregado su vida a lo que más ama, la Fiesta de los Toros, misma en la que ha incursionado como torero, como empresario, como apoderado y hasta como ganadero, siempre con irreprochable honestidad, ese gran ser humano, antes que taurino, es don José Luis Ramírez “El Padrino”.

Tenemos que consignar que para este festejo, idea de los diestros Fermín Espinosa Menéndez “Armillita” y Arturo Macías, la respuesta de la familia taurina fue excelente, pues la gerencia de la plaza que depende de Espectáculos Taurinos de México, matadores, subalternos, monosabios, doctores y prensa especializada, todos echaron para adelante. Si acaso, el que de verdad tuvo que haber respondido mejor con su presencia en la taquilla fue el público pues cuando el cartel era para un llenazo, únicamente se puede hablar de más de media entrada en tarde fresca y lluviosa a partir del segundo astado de la función, pero finalmente se realizó el reconocimiento y se hizo con todo el corazón por parte de quienes intervinieron en él.

Una vez hecho el paseíllo, la peña taurina “Seda y Oro” entregó a “El Padrino” una placa alusiva y lo mismo hizo el maestro Fermín Espinosa entregándole al homenajeado un bello reconocimiento.

Del festejo hay que mencionar que tuvimos la fortuna de ver seis faenas y más allá del haber o no corte de orejas, lo importante fue la entrega de los toreros. Ahora en cuanto a la obtención de apéndices, quienes lo lograron fueron Fabián Barba, Arturo Macías, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar, en tanto que por fallas al matar no lo consiguieron pero bien se hubieran hecho de una oreja, quedando todo en aclamadas vueltas al ruedo fueron Fermín Rivera y Mario Aguilar. Y mención aparte merecen las sobresalientes actuaciones de los varilargueros Ignacio Meléndez y Juan Pablo González, así como el aspirante a banderillero Aldo Navarro.

Se lidiaron entonces seis astados cinco ganaderías, siendo buenos todos en términos generales, sobresaliendo el sexto de Caparica que mereció vuelta al ruedo, el quinto de Campo Real con arrastre lento. De buen juego igualmente resultaron el tercero y cuarto de Medina Ibarra. Y tampoco desentonaron el de San Isidro y el de los Herederos de Teófilo Gómez.

FABIÁN BARBA, con el San Isidro, llamado “Apoderado”, realizó una faena con calidad, ritmo y buen trazo por el lado derecho, en tanto que por el izquierdo hizo el toreo despacioso y con cadencia. Acabó de estocada desprendida para cortar una oreja.

ARTURO MACÍAS, en el de los Herederos de Teófilo Gómez, de nombre “Más Merezco…”, se dejó ver variado con el capote pero con la muleta cuajó un trasteo alegre, con pases de todas marcas, vamos, con el sello de la casa, ligando por ambos lados y con detalles muy toreros. Terminó de estocada ligeramente delantera para recibir un apéndice.

FERMIN RIVERA a uno de los ejemplares de Medina Ibarra, le vimos y disfrutamos de su toreo sobrio, estético, señorial, de temple y enorme clase y calidad por los dos perfiles. Toreo gustando y gustándose. Mató de dos pinchazos y estocada para dar vuelta al ruedo con petición de oreja.

MARIO AGUILAR al otro de Medina Ibarra le ejecutó un trasteo de mucha intensidad torera, de evidente reciedumbre para lograr series de relevante importancia con las dos manos, todo con temple y buen mando. Finiquitó de pinchazo, estocada y descabello para ser llamado a dar la vuelta al ruedo con petición de oreja.

JUAN PABLO SÁNCHEZ al de Campo Real, “Buen Amigo”, lo veroniqueó de manera soberbia y de igual forma quitó por navarras pero su labor de muleta fue a base de temple, condición natural en este torero, y mucha categoría, con verdad absoluta en su quehacer taurino, ligando y haciendo todo en un palmo de terreno, además de recrearse en su toreo en redondo. Culminó de pinchazo y estocada desprendida para serle otorgadas las dos orejas, siéndole protestada una y así dio la vuelta al ruedo, previo arrastre lento al estupendo astado.

Y ARTURO SALDÍVAR, con “Poio” de Caparica, un ejemplar de sangre brava pura del encaste español de Parladé, realizó una faena de vaivenes, empezando muy bien, haciendo albergar esperanzas de que veríamos una gran obra de arte taurino, pero se le cayó a la mitad de su estructura. La quiso rescatar en la parte final pero ya no fue lo mismo y la gente se lo reprochó. Mató con tino y se le otorgaron las dos orejas y, a petición popular, prácticamente le exigió a la autoridad que al gran astado se le diera la vuelta al ruedo. Así se intenso y emotivo concluyó el festival y a nosotros no nos queda más que decirle a don José Luis Ramírez “El Padrino” ¡enhorabuena!

FICHA: Aguascalientes, Aguascalientes. Festival Taurino en homenaje y beneficio de don José Luis Ramírez “El Padrino”. Más de media entrada en el coso “San Marcos”. Novillos de varias dehesas, siendo muy bueno el sexto de Caparica, con vuelta al ruedo. El quinto de Campo Real, arrastre lento. Buenos también fueron tercero y cuarto de Medina Ibarra, y en el mismo tenor anduvieron el de San Isidro y el de los Herederos de Teófilo Gómez. Fabián Barba: Una oreja. Arturo Macías: Una oreja. Fermín Rivera: Vuelta con petición. Mario Aguilar: Vuelta con petición. Juan Pablo Sánchez: Dos orejas, siéndole protestada una. Arturo Saldívar: Una oreja. Gran ovación para el picador Juan Pablo González en el sexto. Ovación para el varilarguero Ignacio Meléndez en el segundo. Y aplausos en el tercio para el aspirante a banderillero Aldo Navarro en el sexto.