NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / COLUMNA ALTERNATIVA: El Mejor Aval
COLUMNA ALTERNATIVA: El Mejor Aval

COLUMNA ALTERNATIVA: El Mejor Aval

El mejor aval

Por Gustavo Mares

Hace unos días este reportero recibió una llamada. La voz era inconfundible. En distintas épocas me había tocado entrevistarlo. Del otro lado del teléfono celular, el diestro tijuanense Rafael Gil ‘Rafaelillo’.

‘Voy a retomar la carrera en forma con la intención de despedirme de la Plaza México. Ese es mi más grande sueño’, dijo después de las salutaciones de rigor.

Hace muchos años antes de que ‘El Pana’ resurgiera en su corrida de despedida en la México, con su compadre ‘El Gitano de los Ruedos’ pasó algo similar, sólo que no en el coso de Insurgentes, sino en el hoy desaparecido Toreo de  Cuatro Caminos, donde bajo la empresa que comandaba Pedro Vargas, Rafael Gil ‘Rafaelillo’ toreó su festejo de despedida.

Armó tal alboroto aquel día, que decidió no retirarse e incluso repitió a la siguiente semana en el escenario cuatrocaminero en tiempos ya idos en los que este reportero escribía para El Heraldo de México, de don Gabriel Alarcón.

Durante ese serial tuve el gran honor de tener como compañero de tendido al maestro –y amigo- Adiel Armando Bolio, quien junto a su padre, otro grande de la crónica taurina, el desaparecido Addiel Bolio, editaban la sección taurina del diario La Afición, cuando era un solo periódico.

Ese tipo de toreros como ‘El Pana´y ‘Rafaelillo’ siempre han ejercido en ‘mí menda’ mucha fascinación porque tienen un toque que los hace diferentes a los demás. Son ‘llamativos’.

Un día, de manera indirecta, conocí de viva voz de uno de los protagonistas una anécdota que acrecentó mi admiración por este personal torero.

‘Fue en Mérida, cornadón a mi compadre. Safena y femoral. Terrible. En la enfermería mucha sangre y mucho calor, sofocante. El torero sudando y un párroco dándole los Santos Óleos. Yo le decía, aguanta compadre, aguanta. Clínicamente llegó a estar declarado muerto…’. Durísimo relato.  Eran las palabras de otro grande de la tauromaquia, el histórico michoacano Jorge Enrique Contreras Fraga –Enrique Fraga- primer torero en la historia en tener la alternativa de a pie y de a caballo. Hoy, ganadero de encaste Parladé. Él participó en aquel festejo.

Como esa sufrió varias ‘Rafaelillo’. Tiene cuarenta. Como dato curioso –si es que vale la expresión- En aquella misma década de los 70, ahí mismo en la capital yucateca, sufrió tiempo más tarde otra dantesca cornada de femoral pero en la otra pierna.

Está por cumplir 68 años de edad. Celebra su cumpleaños cada 15 de septiembre. Él mismo lo confirmó. Sabe que los toros siempre van a tener cinco años de edad y también que el tiempo no perdona ni a aquellos héroes que se enfundan en un terno de luces.

En las redes sociales, ‘los más’ aplaudieron la decisión del torero por luchar en pos de alcanzar sus sueños; ‘los menos’ subrayaron el tema de la edad como un hándicap para el norteño.

Más allá de la división de opiniones, que pueda derivarse de la interesante decisión de ‘Rafaelillo’, habrá que subrayar que es precisamente la geografía de su cuerpo el mejor aval para respetar y aplaudir de pie la decisión de este torero agitanao. Cuarenta cornadas y salir al ruedo, donde todo es de verdad, no lo hace cualquiera. Ni por todo el oro del mundo… sólo lo hace un torero en toda la extensión de la palabra.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Quién será el triunfador el fin de semana en el temible Valle del Terror en la serranía madrileña?