NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna ALTERNATIVA: #Enredesnovale
Columna ALTERNATIVA: #Enredesnovale

Columna ALTERNATIVA: #Enredesnovale

#Enredesnovale

Por Gustavo Mares

Las puertas de la Plaza México se abrieron por partida doble este fin de semana. El sábado, en las pruebas de selección del Certamen Nacional de Novilladas en las que participaron un total de 25 toreros, incluido un caballista, con igual número de vacas. Al día siguiente, con una novillada con picadores, en la que se jugó un buen encierro de la ganadería tlaxcalteca de Santo Tomás, ganadería propiedad de Sergio Hernández Cosío.

Más allá del buen resultado artístico de ambos días pues el sábado, aunque la jornada fue de mucho trabajo, salieron por lo menos seis interesantes prospectos, que seguramente serán anunciados pronto en los diferentes cosos del certamen, y el domingo, José María Hermosillo se llevó los reflectores por la manera tan ‘sabrosa’ que tiene para torear. Vale la pena comentar que la constante el fin de semana en la plaza grande fue la ausencia del ‘respetable’.

Llama poderosamente la atención que a través de las redes sociales, sobre todo Facebook y Twitter, el discurso taurino es encendido y apasionado. Todos defienden su punto de vista y la gran mayoría se ostentan como conocedores en la materia, como taurinos ‘de cepa’.

Tras el anuncio del Certamen Nacional de Novilladas hubo voces que aplaudieron y otras que protestaron. A favor y en contra. Lo mismo sucedió con la inauguración de la temporada de novilladas en la Plaza México, que abrió con un festejo sin picadores. A unos les gustó y a otros, no.

Sin embargo, de nada valen esos acalorados discursos en la red, cuando los participantes no se retratan en taquilla, cuando no hacen acto de presencia en las plazas de toros.

Ahora mismo, las redes sociales se ‘desgarran’ las vestiduras al señalar que ‘tal o cual’ torero es la próxima figura que México necesita y lanzan ácidos juicios contra los diestros que no son de su predilección. Pero a la hora buena, cuando programan a ‘su torero’ o atienden los organizadores las peticiones hechas tan airadamente en redes sociales, ‘brillan por su ausencia’ en los tendidos y no van a la plaza.

Son este tipo de aficionados ‘cibernéticos’ los que suelen pedir de manera airada que haya corridas de toros y novilladas, pero también son los primeros en preguntar ‘si se van a transmitir por internet’.

El buen aficionado, ese que tiene derecho a exigir y ser escuchado, se hace presente en la plaza de toros, es ahí donde hay que aplaudir o alzar la voz, no a través de la comodidad de las redes sociales.

Grupos como la prestigiada Porra Libre son ejemplo de buenos aficionados. Pagan su boleto, van a todas, aplauden lo que les gusta y les convence pero también protestan cuando la situación lo amerita.

Al final del día, no hay espectáculo en vivo más apasionante que una buena tarde de toros. Los taurinos de verdad debemos tener claro que en redes sociales no vale… lo que realmente vale es acudir a la plaza cada tarde de festejo.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Cuántas alternativas se otorgarán en la Feria de San Marcos en Aguascalientes?