Inicio » Columna alternativa » Columna ALTERNATIVA: ¿Y Adame-Flores?
Columna ALTERNATIVA: ¿Y Adame-Flores?

Columna ALTERNATIVA: ¿Y Adame-Flores?

¿Y Adame-Flores?

Por Gustavo Mares

La segunda parte de la Temporada Grande en la Plaza México pronto se dará a conocer.

Hay expectación por las combinaciones que presentará TauroPlaza México, de los ganaderos Alberto Bailleres y Javier Sordo, con el diestro Mario Zulaica como director taurino.

Después de la intensa actividad de la semana pasada, en la que el Festejo Guadalupano a beneficio de los damnificados por los sismos polarizó la atención, se antojaría interesante un mano a mano entre el aguascalentense Joselito Adame y el tlaxcalteca Sergio Flores.

Joselito, posicionado en la cima del escalafón, ha tenido una temporada cuesta arriba. En sus dos primeras actuaciones, al lado de Julián López ‘El Juli’ y Enrique Ponce, la fortuna no estuvo de su lado y sus comparecencias resultaron aciagas.

Llegó la Corrida por México y el otrora niño-torero no se guardó nada con el único burel que le correspondió. Logró cortarle las dos orejas con fuertes protestas del público, que consideró excesivo el segundo premio. Aún así, el aguascalentense hizo ‘oídos sordos’ y se arrancó a dar la vuelta al ruedo en medio de la división de opiniones.

Queda  la duda de qué habría sucedido si Adame devuelve un apéndice antes de recorrer el redondel. Tal vez habría unificado criterios de aprobación.

Algo que llama poderosamente la atención es que a José se le nota absorto, como aquejado por la presión. Es como si físicamente estuviera en la plaza pero sus pensamientos estuvieran en otro lado y eso se refleja en el ruedo.

En contra parte, el torero más sencillo del cartel, el que no tiene detrás de sí una maquinaria apoyándolo, Sergio Flores, aprovechó las bondades de su enemigo al que le cortó las dos orejas que nadie protestó.

En la salida a hombros que Adame y Flores compartieron se dividieron las opiniones, lo que encendió más la llama de la pasión y el debate entre ‘istas’.

Desde la comodidad de un escritorio se antojaría sencillo programar a estos dos toreros mexicanos en mano a mano en la plaza grande. Quién sabe qué tan difícil sería confeccionar este cartel en la Plaza México, donde habría mucho en juego.

Un mano a mano de esta índole arrojaría resultados interesantes en  torno al estado que vive la fiesta brava en nuestro país.

Habrá que esperar a que la empresa del coso grande corra el velo de la incógnita.

Se sabe que las combinaciones que prepara TauroPlaza México serán de postín. Muy bien seleccionadas y con algunas sorpresas.

Para finalizar, la pregunta de la semana. ¿De qué murieron los quemados?