Inicio » Resultados de festejos » Concluye Pablo temporada colombiana
Concluye Pablo temporada colombiana

Concluye Pablo temporada colombiana

FECHA: 31 de enero de 2.014

LUGAR: Plaza de toros La Macarena de MEDELLIN (COLOMBIA).

ENTRADA: Lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación); Julián López “El Juli” (silencio y dos orejas); y Luís Bolívar (dos orejas y oreja)

GANADERIA: Toros de Ernesto Gutiérrez.

CABALLOS:

Primer toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 377, 450 kilos, de nombre Mompa: De salida NAPOLEON (2 rejones rejón de castigo); en banderillas DUENDE (2 banderillas) y HABANERO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y dos rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, número 385, 498 kilos, de nombre Canario: De salida CHURUMAY (2 rejones rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y tres rejones de muerte y dos descabellos).

CABALLOS DESPLAZADOS: DALI.

COMENTARIO. Finalizó la temporada de Pablo Hermoso de Mendoza en tierras colombianas y lo ha hecho con un sabor un tanto agridulce. La dulzura llegó por la nueva respuesta del público que llenó los tendidos de la modificada grada de la Macarena de Medellín y pudo sentir el cariño y la entrega de esta gente. También porque pudo cuajar un toro que sí ayudó a que los caballos se lucieran, con sus pegas que también las tuvo, pero con el que pudo dar la medida bastante ajustada a lo que en su toreo. Y agría, nuevamente por el juego del primer toro, y sobre todo por lo negado que ha estado con el rejón de muerte ante unos toros que llegan a ese tercio muy complicados y mostrando siempre al jinete su lateral, nunca el lomo arriba.

Una tarde en el que volvió a repetirse el cuento de todos los días con su primer enemigo. Templado y suave de salida, con NAPOLEON, no fue hasta que sintió el segundo pinchazo, cuando ya se le cambió la embestida, y ya se volvió brusco y siempre ventajoso. El caballo cuajó un segundo rejón de castigo lleno de valor y exposición yéndose muy de frente al toro. DUENDE hizo lo mejor de este toro en banderillas, pudiendo siempre con las ventajas que se tomaba el toro y marcando una segunda banderilla de perfecta ejecución. Levantó los ánimos del respetable cuando llevó y aguantó los envites del toro en un galope lateral. Saltó HABANERO, para las piruetas y colocar dos banderillas, siendo sorprendido por el toro que recortó bruscamente en la segunda de ellas. Cerró PIRATA con las cortas y dos rejones defectuosos con el toro muy por delante. Fue silenciado.

El cuarto también salió con nobleza y este vez fue CHURUMAY quien lo paró de muy buenas formas y el astado se dejaba hacer. En esta ocasión, el toro también fue mejor castigado que el primero y quedó más templado, aunque con matices. Esos matices hicieron que DISPARATE pudiera mostrar su garra, su valor, su disposición y su poder con los toros, por complicados que sean. Se peleó con este Canario y se pudo ver la dimensión de un caballo que actualmente es el gran baluarte de la cuadra de Hermoso. Un diez para DISPARATE, a pesar que lamentamos que Colombia no haya podido ver la auténtica dimensión del caballo que maravillo en Pamplona o Bilbao, porque no ha lidiado un solo toro con un galope continuado, sino siempre aguantando cambios de velocidad y tornillazos. La faena tenía otro ritmo y VIRIATO continuó con la lidia, enrazada, más que templada, pero poniendo la carne en el asador para que el público vibrase incondicionalmente. Se enroscó con el toro en varios instantes y había emoción entre ambos animales. PIRATA, remató tercio con tres banderillas cortas reunidas en una moneda y con varios desplantes descolgado Pablo sobre los pitones del toro. Un gran par a dos manos en el centro del ruedo fue el colofón a una faena de puerta grande que entre Pablo y el toro, el toro y Pablo se cerraron. Porque como hemos dicho, cuando el toro no te viene de frente, no te viene franco, el matador no le ve el lomo, sino que le ve el costado y así los rejones caen aquí y allá, pero no arriba que es donde hacen efecto y así tuvo que descabellar para acabar. No obstante el público le ovacionó y le hizo salir al tercio a recoger una fuerte y entregada ovación.

Como anécdota diremos que en el tendido se pudo ver una pancarta recordando al malogrado CHENEL con el texto “HASTA SIEMPRE CHENEL”, Juventudes Taurinas. Lo dicho, hasta siempre CHENEL y hasta luego Colombia.