Inicio » Noticias » Confiesa ‘Zotoluco’ su gran secreto
Confiesa ‘Zotoluco’ su gran secreto

Confiesa ‘Zotoluco’ su gran secreto

Gustavo MARES, enviado


TEQUISQUIAPAN.- ‘Todos los días iba a la Plaza México en combi. Y todos los días, la misma respuesta: “ya están los carteles”. Así volvía a casa, en transporte público. Un día no pude contener el llanto por la desesperación de no torear’, son las palabras de la primera figura del toreo mexicano, Eulalio López ‘Zotoluco’.

Hoy todo es distinto para Eulalio López Díaz, contador privado por obligación de sus padres para permitirle vestir de luces, quien el día 30 se encerrará en la Plaza México con seis ejemplares de diversas ganaderías, entre ellos, un burel de la prestigiada dehesa de Jaral de Peñas, propiedad de Juan Pedro Barroso, quien invitó a tentar al torero chintololo.

‘Zotoluco’ vive en nuestro país ‘el sueño americano’ y es que de no poseer nada, hoy tiene la escena taurina rendida a sus pies como la máxima figura taurina de nuestro país.

Pese a ello, Eulalio no se marea e incluso, sin darse cuenta, sin decir una sola palabra al respecto, el propio torero muestra a todos, o a quien tenga la capacidad de hacerlo, su secreto del éxito.

 AGRADECE A RAFAEL HERRERÍAS

Por la mañana, poco después de las siete de la mañana, ‘Zotoluco’ toma carretera rumbo a la finca queretana de don Juan Pedro Barroso.

Al volante, con una expresión de alegría, sin la presión de saberse en una entrevista, comienza a platicar. ‘Me da mucha alegría poder torear. Ahora mismo vamos a Jaral de Peñas a pegarle pases a unas vaquillas. Me gusta mucho lo que hago, me ilusiona mucho ir de tienta’, reconoce.

‘Claro que me ilusiona más la encerrona en la México. Desde hace tres meses me he estado preparando con gran intensidad para este compromiso. Quiero agradecerle al empresario Rafael Herrerías por el hecho de confiar en mí para este acontecimiento que marca mi carrera’.

 SUS MIEDOS

‘Muchas veces me preguntan qué es lo que me da más miedo de torear. Y aunque los toros pegan cornadas, créeme que eso pasa a un segundo término. Te juro que lo que me da más miedo es hacer el ridículo, pasar inadvertido. Hay algo dentro de mí que me mueve a darlo todo, a dar mi vida. Cuando visto de luces es una sensación indescriptible y por eso mismo es que ofrendas tu vida en pos de lo que te hace sentir vivo’.

‘Claro que las cornadas duelen y mucho. Es un dolor físico y te curas en dos o tres semanas. Superar un fracaso te lleva más tiempo, muchas veces la vida entera’.

 LA FUNDACIÓN

Con 28 años de alternativa, y muchos ya de primera figura del toreo, Eulalio sabe que ser un personaje que ha trascendido las fronteras de su actividad conlleva también una responsabilidad social y por lo mismo es que, con el decidido apoyo de su esposa, creó la ‘Fundación Zotoluco’, con la que ayuda a niños invidentes.

‘El toreo me ha dado todo lo que tengo. De no ser nadie, hoy tengo una familia, les proveo lo que necesitan, soy un profesional, me siento realizado. La fiesta brava me ha dado tanto que con la fundación lo que quiero es retribuirle un poco a la sociedad lo mucho que me ha dado la fiesta brava’.

 ‘EL SOL SALE PARA TODOS’

Desde que Eulalio se colocó como máxima figura, toreros van y toreros vienen. Cada temporada en la México suele surgir un nombres que los medios de comunicación se encargan en hacer creer que serán la nuevas figuras… pero nada pasa y se desdibujan.

‘Zotoluco’ respaldando su sitio con acciones, es como se ha mantenido. Al respecto, señala ‘siempre es bueno que salgan toreros nuevos. Yo no lo veo como competencia, por el contrario, creo que el sol sale para todos y mientras más diestros haya, es mejor para el espectáculo taurino’.

 ‘HE VISTO LA MUERTE’

Pese a lo anterior, la clara diferencia entre Eulalio López ‘Zotoluco’ y prácticamente, todos los demás, con honrosas excepciones, es que el de Azcapotzalco se ha tenido que quedar quieto y estar dispuesto a morir en tardes claves.

Al hablar de un tema tabú en la fiesta brava, como lo es la muerte de un torero, Eulalio señala ‘yo he visto la muerte en los ojos de los toros, cuando maté toda la camada de Miura, la vi’.

‘En ese momento, en el ruedo, vi la muerte en los ojos de un toro en particular de Miura. Pensé que ahí palmaría, y tuve dos opciones, irme o quedarme en el ruedo. Algo, dentro de mí, me hace quedarme. Llegar al final. Demostrarme antes que a nadie, que puedo imponerme a mis miedos y a mí mismo’, confiesa.

EL SECRETO

Ahí mismo, en la carretera rumbo a la finca, afirma ‘Zotoluco’ que hogaño ya no torea de salón como antes lo hacía ‘y es que ‘bendito Dios ahora tengo gran cantidad de invitaciones al campo bravo y ya no toreo de salón porque lo hago en las fincas. Mi entrenamiento hoy día se centra más en el aspecto físico y es que lidiar seis toros no sólo requiere una técnica sólida, sino también gran fuerza física’, agrega Eulalio, quien habla con pasión desbordada del ‘Arte de Cúchares’.

Tras un par de horas se arribó a la ganadería. Y el primero en bajar de la camioneta, asombrado, ilusionado, con un brillo de felicidad muy especial en los ojos, viendo toros y más toros, es el propio López, quien en ‘menos de lo que canta un gallo’ ya estaba vestido de charro para iniciar la tienta, con la categoría digna de la primera figura del toreo mexicano.

Al final de la tienta ya no hubo entrevista y es que, ‘Zotoluco’, con todo lo que platicó en el viaje hasta la ganadería, corrió el velo de la incógnita y descubrió su secreto para el que quiera llegar a ser, como él, una primera figura de la tauromaquia.

¿Cuál es el secreto del éxito de ‘Zotoluco’?

La respuesta, fácil y difícil al mismo tiempo, se resume en una sola palabra: vocación.