Inicio » Resultados de festejos » Consagratoria actuación del gran Octavio García ‘El Payo’
Consagratoria actuación del gran Octavio García ‘El Payo’

Consagratoria actuación del gran Octavio García ‘El Payo’

Por: Mary Paz González

La primera corrida de toros con la que se puso en marcha la Temporada Grande Internacional 2014-2015 en la Monumental Plaza México tuvo como importante protagonista al diestro queretano Octavio García “El Payo”, quien luego de cortar tres apéndices, logró salir triunfalmente en hombros por la Puerta Grande de El Encierro.

Sus alternantes, el español “Morante de la Puebla” y Diego Silveti, por fallas con el estoque, no lograron “tocar pelo” y se conformaron con estupendos destellos toreros, sobre todo del espada sevillano.

De esta manera, ante una muy buena entrada en tarde de cielo despejado, se lidiaron siete toros de la dehesa queretana de Barralva, uno de ellos de regalo, siendo bueno el corrido en quinto lugar. Regulares resultaron el segundo, el cuarto, el sexto y el séptimo. Primero y segundo fueron complicados.

En el toro que abrió plaza, el diestro andaluz JOSÉ ANTONIO “MORANTE DE LA PUEBLA” jugó los brazos cadenciosamente en lances a pies juntos con el capote. Su labor de muleta, a un burel deslucido, sin mucha fuerza, soso y quedándose corto, fue a base de intentar lograr el acomodo idóneo para poder lucirse, lo que alcanzó a “cuenta gotas” por el pitón izquierdo. Optó por matar pronto y lo hizo de tres pinchazos y estocada honda y caída, además de descabello para ser pitado tras un aviso.

A su segundo nada la hizo con el capote. Finalizado el tercio de banderillas se destocó el subalterno Gustavo Campos. A la muleta llegó el de Barralva con buenas opciones de lucimiento, lo que supo entender “Morante de la Puebla” al cuajarle una faena con solera, aroma del bueno y artístico trazo, sobre todo por el perfil diestro y salpicando su labor con momentos de inspiración torera. El “socio” fue a menos y decidió concluir su lidiador de pinchazo y cuatro golpes de descabello para recibir pitos tras un aviso.

En el toro de regalo, de la misma casa ganadera titular, que saltó al callejón de manera intempestiva, le ligó en los medios señoriales chicuelinas y quitó magistralmente por verónicas agarrando el capote muy cortito. Con la franela, después de brindarle a la ganadera de Carranco doña Laura Herbert viuda de de Villasante, ha dibujado en el ruedo del gran coso de Insurgentes una bella y geométrica faena derechista, llena de tersura y con tintes de incomparable inspiración torera, además de evidenciar una especial docencia taurina a pesar de que el astado cambió de comportamiento pero la sabiduría del sevillano fue mayor a ese defecto del toro, siendo precisamente donde el cornúpeta quiso que se le toreará, en tablas, donde lo siguió ligando el de la Puebla del Río, con paciencia, donosura y chispazos de pinturería. Falló nuevamente con la espada y al final se le aplaudió el esfuerzo tras dos avisos.

El espada queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” en el primer astado de su lote, llamado “Gorrión”, ofició empeñosamente con el capote, sobresaliendo un señero y corto quite por chicuelinas. El barralveño no era fácil pero el torero lo entendió, le descubrió la distancia y poco a poco se hizo del animal para ligar varias series derechistas, siendo mejores las de la parte media del trasteo pues por naturales careció de suerte. Entró a matar y dejó una soberbia estocada para cortar merecida oreja.

En su segundo, de nombre “Cardicito”, nada logró realizar en la labor capotera por lo corto de sus embestidas pero después de ser picado el del rancho El Raspiño cambió y gracias a la inteligencia torera de “El Payo” fue que al cuadrar distancia y toreo, además de aguante y valor, le estructuró una faena completa, plena de temple, arte y quietud por ambas manos, con evidente estética y estática, la que remató de efectiva estocada para hacerse con merecimiento de dos apéndices.

En el primer ejemplar que le tocó en suerte, el matador guanajuatense DIEGO SILVETI veroniqueó con voluntad y mejor se vio en un quite por lances a pies juntos, previo derribo del varilarguero Carlos Ibarra. Su quehacer muleteril, previo brindis al actual director técnico de selección mayor de futbol Miguel “El Piojo” Herrera, a un astado soso, sin mucha pujanza y con embestidas descompuestas, le expuso por ambos pitones para lograr sus mejores pasajes por el derecho. Manoletinas ajustadas que remató con el pase del desdén para abrochar su labor y finiquitar de estocada y otra honda y tendida, sufriendo un achuchón sin consecuencias para escuchar algunas palmas.

En el segundo que le tocó lidiar no se pudo mostrar con el capote.  Le realizó una faena que con pasajes de importancia y valor por los dos lados, sobresaliendo lo que hizo por el derecho. Concluyó con Joselillinas. Silencio tras un aviso fue el balance de su actuación.

 

FICHA: México, Distrito Federal. Inauguración de la Temporada Grande Internacional 2014-2015. Monumental Plaza México. Entrada: Muy buena en tarde de cielo despejado. Siete toros de Barralva, uno de ellos de regalo, siendo bueno el quinto, regulares segundo, cuarto, sexto y séptimo. Primero y segundo fueron complicados. El sevillano José Antonio “Morante de la Puebla”: Pitos tras un aviso, pitos tras un aviso y palmas tras dos avisos en el de regalo. Octavio García “El Payo”: Una oreja y dos orejas. Diego Silveti: Palmas y silencio tras un aviso. Al final, “El Payo” fue sacado en hombros por la Puerta Grande de El Encierro. El subalterno Gustavo Campos se desmonteró en el cuarto toro.