Inicio » Resultados de festejos » Corta única oreja y triunfa Karla de los Angeles en la México
Corta única oreja y triunfa Karla de los Angeles en la México

Corta única oreja y triunfa Karla de los Angeles en la México

El encierro de De Haro que se jugó ayer en la México no se ‘comió a nadie’ y en contraparte se prestó para el lucimiento.

Hay que aclarar que los astados tlaxcaltecas no fueron fáciles. Fueron enrazados y bravos. Cuando enfrente tenían un torero con oficio, como en el caso de español Miguel de Pablo, los bureles lucían más pero porque así el torero en turno lo decidía.

En general, el ganado de De Haro, que llegó a la México con etiqueta de ‘complicadísimos’, no lo fue tanto. Los novillos, en mayor o menor medida, pelearon fuerte con los picadores.

En cuanto a juego hay que decir que se prestaron para el lucimiento pero estos bureles son ‘inteligentes’. Es decir, habría que hacerles muy bien las cosas para primero someterlos y después querer torearlos.

En mayor o menor medida, los tres novilleros que actuaron ayer cumplieron con honores.

Abrió plaza el español Miguel de Pablo, quien supo sortear la problemática de sus enemigos y les cuajó dos faenas para entendidos.

El español demostró que está puesto para tomar la alternativa. Si bien ayer no pudo cortar orejas, hay que consignar que estuvo muy por encima de sus enemigos.

Se le volvería a ver con gusto una tarde más antes de dar el importante paso del doctorado.

La triunfadora fue la poblana Karla de los Angeles, quien en su primero no escatimó esfuerzos.

No se arredró ante el compromiso y con gran afición pudo pegarle a su primer burel muletazos templados que el público le coreó.

En ocasiones, Karla le adelantó la suerte a su burel y por ello fue prendida. Afortunadamente sin consecuencias graves.

Después de una estocada, y a petición popular, le cortó la única oreja de la tarde al primero de su lote.

La poblana, avecindada en Tlaxcala, fue la triunfadora de la tarde después de recibir el único apéndice del festejo. En su segundo escuchó un aviso.

El debutante Sergio Garza demostró cosas interesantes. Aún le falta oficio, pero eso lo irá adquiriendo conforme vaya avanzando en la profesión. Lo que es importante es que se vio desenvuelto y con empaque en sus dos enemigos. Un aviso y palmas fue el balance de su actuación.

El festejo de ayer en la México fue interesante debido al jugo que dieron los novillos de De Haro, cuyo propietario deberá estar contento, después de que los restos del tercero de la tarde, que correspondió a Garza, merecieron los honores del arrastre lento.