Inicio » Resultados de festejos » CRÓNICA AGÜITAS: Vaya torero que es DANIEL LUQUE
CRÓNICA AGÜITAS: Vaya torero que es DANIEL LUQUE

CRÓNICA AGÜITAS: Vaya torero que es DANIEL LUQUE

Por. MARY PAZ GONZÁLEZ

 AGUASCALIENTES.- Se dio la décima tercera corrida, décimo cuarto festejo y último del abono de la CLXXXVII edición de la Feria Nacional de San Marcos 2015 en el coso Monumental de la ciudad de Aguascalientes, la que registró media entrada sin usarse el sector general para ver el gran triunfo del espada sevillano Daniel Luque, quien si nada cortó una oreja fue por haber fallado con la espada ya que de haber acertado estaríamos hablando de algo grandioso. ¡Vaya forma de torear!

Aquí lo importante es que la empresa ya tiene desde este reciente sábado y domingo a dos espadas españoles que con enorme gusto se pueden volver a ver y disfrutar ya sea en Calaveras o en la próxima verbena sanmarqueña, ellos son Francisco Rivera Ordóñez y ahora Daniel Luque.

Se lidiaron seis ejemplares de la dehesa queretana de Barralva, siendo bueno el cuarto, al que se le dio arrastre lento. El quinto también dio buen juego y los demás presentaron complicaciones. Y un séptimo de regalo de la divisa de los Sucesores de Celia Barbabosa, bueno y con arrastre lento también.

Al toro que abrió plaza, el diestro sevillano DANIEL LUQUE lo lanceó con voluntad a pesar de las bruscas embestidas. Con la muleta, a base de firmeza y mucho valor logró momentos de mucha importancia, pues uno a uno le fue sacando los meritorios muletazos, primeramente por el pitón derecho y, luego, por naturales. De verdad que estuvo centrado y torero, jugándosela sin cuentos y con evidente talento y poder. Mató de media estocada trasera y descabello para ser aplaudido.

En su segundo, llamado “Mama Mía”, veroniqueó con clase para rematar soltando una punta del capote y después quitar señorialmente por chicuelinas. Con la franela le dio seriedad a todo lo que hizo iniciando con pases vaciando por alto y pases ayudados por bajo plenos de estética y torerismo. Siguió firme en varias tandas derechistas de gran temple y clase, llevando muy toreado al barralveño para rematar con los de pecho, uno de ellos que duró más que la feria y cambios de mano por delante y los del desprecio. Por naturales estuvo en el mismo tenor pero después en un alarde torero se deshizo del ayudado para darle curso al trasteo por naturales ejecutados con la mano derecha y ligar hasta en seis ocasiones la chicharrina que encendieron el ánimo de la gente. Una gran faena sin duda, de importante calidad a un importante toro. Mató de estocada desprendida y algo trasera, además de descabello para cortar una valiosa oreja y al toro dársele arrastre lento.

En el séptimo de regalo, llamado “Arlequín”, de la dehesa de los Sucesores de Celia Barbabosa, nada hizo con el capote pero cuando se dispuso a oficiar con la muleta “esculpió” otra obra con el sello Luque, llena de arte, sentimiento y emotividad, además de haber sido un trasteo cerebral para saber lidiar a este astado que terminó entregándose a la mandona muleta del torero de Gerena (Sevilla) por los dos perfiles. El torero desvanecía la tela escarlata en cada lance, haciendo el toreo acompasado y rítmico, pleno de cadencia e indiscutible calidad. Le sonaron “Pelea de Gallos” y Daniel seguía recreándose en tersos naturales ayudados para rematar con el quiquiriquí, el desdén y el de pecho que llegó hasta Sevilla y se bañó con las aguas del Guadalquivir, aromatizando así una faena grande. Sopló el viento pero ello no fue óbice para que el espada andaluz volviera a realizar naturales con la mano diestra y ligar nuevamente chicharrinas con ambas manos. Una serie de molinetes artísticos culminaron la obra entre gritos de ¡torero! y todo se malogró con la espada para terminar por dar una emotiva vuelta al ruedo y al toro dársele el arrastre lento. ¡Vaya faenas y vaya torero!

El espada local GERARDO ADAME en el primer astado de su lote lanceó con enjundia a la verónica. En el tercio de varas el picador Guillermo Cobos tuvo una valiente actuación con tumbo incluido. Su labor de muleta, Gerardo la realizó a base de valor y buena intención, sobre todo por el lado izquierdo, pues el astado era complicado y tenía peligro, tan es así que lo hizo “pasar aceite” hasta en tres ocasiones. Acabó de certera estocada para hacerse aplaudir en el tercio.

A su segundo lo veroniqueó con voluntad y mejor se vio un personal quite por saltilleras cambiándole el viaje al toro. Con la sarga comenzó en los medios con pases ayudados por alto para rematar con el desdén y el de pecho atropellado. Siguió toreando con temple por el lado derecho aunque a veces le perdía la distancia. Lo mismo sucedió por naturales al obligarlo demasiado y ahogándolo. Continuó por derechazos y la faena se le cayó. Vino un susto sin consecuencias, más naturales empeñosos y para terminar un tibio despunte de la faena con la mano derecha pero ya no en el mismo nivel. Manoletinas para cerrar y acabar de un chalecazo y estocada contraria y atravesada para hacerse aplaudir de nueva cuenta en el tercio.

Al primer burel que le tocó en suerte, el matador tlaxcalteca SERGIO FLORES lo capoteó con empeño. Su quehacer muleteril, a un ejemplar soso y agarrado al piso, fue de evidente voluntad y ganas de agradar pero era imposible hacer pasar a una auténtica “estatua de carne”. Abrevió el torero y finiquitó de dos pinchazos y estocada honda, además de descabello para escuchar palmas.

En el segundo que le tocó lidiar lanceó con empeño a la verónica y ligó una chicuelina. Con la muleta, a un ejemplar soso y reservón, le cuajó una faena de mucho mérito, exponiendo de verdad por ambos lados y hasta encelaba con el muslo izquierdo. Manoletinas para cerrar y acabó hasta el segundo viaje de estocada para escuchar palmas.

FICHA: AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Décima tercera corrida y décimo cuarto festejo del abono de la CLXXXVII edición de la Feria Nacional de San Marcos. Coso Monumental. Entrada: Mala en tarde calurosa. Toros de Barralva, siendo bueno el cuarto con arrastre lento y bueno también el quinto. Los demás presentaron complicaciones. Y un séptimo de regalo de los Sucesores de Celia Barbabosa, bueno que mereció arrastre lento. El sevillano Daniel Luque: Palmas, una oreja y vuelta al ruedo en el de regalo. Gerardo Adame: Al tercio y al tercio. Sergio Flores: Palmas y palmas. Valiente actuación del picador Guillermo Cobos en el segundo toro además de sufrir un tumbo.