NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Cuaja gran faena Sergio Flores que malogra con la espada, en Pachuca, donde se cortan cinco orejas
Cuaja gran faena Sergio Flores que malogra con la espada, en Pachuca, donde se cortan cinco orejas

Cuaja gran faena Sergio Flores que malogra con la espada, en Pachuca, donde se cortan cinco orejas

*Foto: Prensa SF

Ficha: Primera corrida de feria en la plaza de toros “Vicente Segura”, de Pachuca. Media entrada en tarde con lluvia. Se lidiaron toros bien presentados de El Junco, y José Barba, destacando el lidiado en cuarto lugar de este hierro que fue de arrastre lento. Santiago Zendejas, vuelta al ruedo; Joselito Adame, oreja y oreja; Octavio García “El Payo”, oreja y oreja, y Sergio Flores salida al tercio y oreja. 

El matador de toros Sergio Flores cuajó rotunda faena este sábado en la plaza de toros “Vicente Segura”, de Pachuca, misma que malogró con la espada perdiendo así los máximos trofeos. La afición se entregó al tlaxcalteca ante una faena de grandes dimensiones al toro “De Tula”, de José Barba que fue premiado con arrastre lento. Esta tarde Flores cosechó una oreja al segundo de su lote mientras que Joselito Adame, y Octavio García “El Payo” fueron los máximos triunfadores con dos orejas cada uno para salir a hombros en la Corrida Colosal.

“De Tula”, de 515 kilos, permitió a Sergio Flores, cuajarle una faena completa, logrando sacar el punto de emoción. El tlaxcalteca le presentó bien los engaños, ligó series con verdad, llevándolo a ritmo, alargando el trazo, y aprovechando lo que el buen toro de José Barba ofreció. Un toro nobleza, calidad y recorrido, con el que el tlaxcalteca toreó a placer, ligó muletazos con hondura y las tandas emocionaron al tendido. La faena fue a más ante la franqueza y entrega del toro que permitió al joven torero demostrar el buen toreo. Ante una fuerte petición de indulto, Flores se tiró a matar fallando con el acero, y saludando en el tercio con una clamorosa ovación.

Con el cierra plaza, Flores cortó una oreja, pese a las pocas opciones que tuvo el toro que no regaló mucho con la muleta, buscó pronto su querencia marcando así su condición, pero de uno en uno, Flores fue construyendo una faena de mando, y con poder extrajo los muletazos. Mató de estocada y la afición solicitó con fuerza la concesión de una oreja que paseó entre la entrega del público el torero de Tlaxcala que este domingo hace el paseíllo en Tijuana.

Foto: Juan Manuel Cervantes