Inicio » Noticias » Disfruté al máximo: Roberto Román
Disfruté al máximo: Roberto Román

Disfruté al máximo: Roberto Román

 Por MIGUEL ANGEL BOLIO

 AGUASCALIENTES.-  La meta del torero era el de debutar, triunfar y poner el listón alto al iniciar el serial

Tuvimos la grata visita en esta redacción del novillero triunfador, con salida en hombros, de la apenas iniciada Temporada Novilleril 2018 en el coso “San Marcos” de Aguascalientes, nos referimos al chaval local Roberto Román, quien no cabía de contento por su exitoso debut con caballos y lo siguiente fue lo que externó sobre su gran día.

“Fue emocionante y bonito, aunque con algunos sustos pero siempre buscando reponerse de ellos y entonces hacer las cosas bien por la gente que pagó un boleto. La verdad es que lo disfruté todo al máximo”, señaló el carismático torero.

Sobre su inicio el reciente domingo en el ruedo sanmarqueño, sufriendo una paliza, comentó con gracia: “No sabía si echarme la culpa o no pero al quererme reponer con el capote, pise un hoyo y eso me desbalanceó y entonces pasó lo que ya se vio, Sin embargo, me dije no pasa nada, esto le puede suceder a cualquiera y había que echar para adelante”.

Sobre su primer novillo apuntó: “Pensé que iba a jalar más pero lo poco que se dejó hacer fue importante. Esos muletazos fueron sabrosos y fue entonces que escuché crujir a la plaza con esos ¡olés! que mi gente coreó”.

Sobre el segundo ejemplar de su lote, que no tuvo ningún pase, aunque si hay que mencionar que Roberto le sacó los que tenía, señaló: “Llegó el momento de entrar a matar y sabía que no tenía nada. Desde el callejón me dijeron que me echara encima y que reventara al novillo. Fue entonces que se me vino a la mente la escena del matador Joselito Adame en Madrid y fue pues que tiré la muleta y me fui por derecho para matar al astado y así fue por fortuna”.

Lograste el objetivo que te habías puesto ¿es así?

“Ese era, triunfar y salir en hombros porque venía precedido de lo que había pasado en la Monumental Plaza México. Estaba ante mi gente y tenía que ‘echar toda la carne al asador’. Había que hacer lo fuera por triunfar. Creo que dejé un ‘buen sabor de boca’ y espero que se hayan dado cuenta de que lo que quiero es ser torero”.

Finalmente, Roberto Román se sigue entrenando mañana y tarde, día a día, para estar plenamente listo para cuando se le requiera en cualquier ruedo. Por lo pronto, se despidió indicando que en su todavía cortar carrera taurina ya tiene vivencias imborrables como su salida en hombros en la Monumental Plaza México y, ahora, en el coso “San Marcos” de Aguascalientes.