Inicio » Noticias » ‘EL CONDE’, con el cuerpo roto, asegura: ‘ESTO ES DE HOMBRES’
‘EL CONDE’, con el cuerpo roto, asegura: ‘ESTO ES DE HOMBRES’

‘EL CONDE’, con el cuerpo roto, asegura: ‘ESTO ES DE HOMBRES’

El matador de toros tapatío Alfredo Ríos ‘El Conde’ se recupera de las graves lesiones que sufrió el pasado domingo mientras actuaba en la Plaza México.

El torero jalisciense tiene prácticamente ‘el cuerpo roto’. Sufre una cornada de tres trayectorias, dos de 20 centímetros, en el muslo izquierdo, y una más de 15 centímetros. Pero también tiene una terrible cornada en la mano derecha que causó severos daños en los tendones, de hecho, ya fue sometido a una operación quirúrgica para reconstruirle uno de estos tendones.

Por si fuera poco, sufre también un fuerte, muy fuerte golpe en la rodilla izquierda, que podría ameritar una nueva operación, aunque esto se definirá al filo de las seis de la tarde.

Bajo el cuidado atento del doctor Rafael Vázquez Bayod, jefe de los servicios médicos de la Plaza México, ‘El Conde’ da sus primeras opiniones tras los momentos tan dramáticos que vivió en el coso grande.

‘Desde el primer momento supe que estaba herido. Pero el toreo es de hombres y por eso quise quedarme en el ruedo a pasaportar a mi enemigo’.

‘Claro que me dolía muchísimo, pero no me iba a arredrar en ese momento. Había que quedarse ahí para tener una digna actuación en la que es, pese a que haya quien diga lo contrario, la plaza más importante del país.

‘Por eso fue que me quedé en el ruedo. Claro que por la noche pagué las consecuencias, creo que pasé la peor noche de mi vida, y vaya que me han pegado cinco cornadas y tengo además tres fracturas, pero los dolores fueron terribles porque estuve forzando las heridas.

‘Muchas personas podrían pensar que lo más doloroso fue la pierna, pero no. Lo que realmente me estaba doliendo mucho era la mano. Tenía los tendones partidos y aún así sostenía la muleta. Mucho dolor, pero te repito, el pundonor es lo que te hace salir adelante’, confiesa el valiente torero.

‘Cuando le confirmé la alternativa a Sotelo le dije que había que respetar al toro, al público y a uno mismo como torero. Eso es lo que yo hice, dar mi máximo esfuerzo y dejar la vida en el ruedo de ser necesario, pero creo que respeté al toro, al público y por supuesto, a mí como torero. Estoy satisfecho porque no me guardé nada. Todo lo entregué en el ruedo de la México’, agrega ‘El Conde’, quien confirma que ‘además de las cornadas tengo un duro golpe en la rodilla y tal vez me requieran meter de nuevo al quirófano, aunque eso lo voy a saber más tarde’, señala Alfredo, quien deja de manifiesto que los toreros están hechos ‘de un material diferente al de los demás’.

De momento no sabe cuándo saldrá del hospital pero afirma que en cuanto tenga ‘luz verde’ se irá a Chapala, Jalisco, a continuar su rehabilitación.

PARTE MÉDICO POST OPERATORIO

A continuación le presentamos el parte médico emitido por el doctor Rafael Vázquez Bayod, tras la operación practicada a ‘El Conde’.

‘Durante la lidia del séptimo toro el dietro Alfredo Ríos Delgado ‘El Conde’ sufrió una cornada grave en la cara postero-interna del muslo izquierdo con tres trayectorias, una hacia arriba y hacia afuera de 20 centímetros, otra hacia adentro y atrás también de 20 centímetros y una tercera de 15 centímetros hacia pliegue glúteo que lesionas severamente los músculos y tejidos blandos de la región.

‘Fue reparada por planos, también presenta una cornada que lesiona severamente la palma y dedo gordo de la mano derecha, ocasionando dermoabrasión en el pulgar con lesión del flexor profundo del dedo pulgar, que amerito plastia y una herida trasversa del labio inferior de 4 centímetros, además de un rayón que lesiona piel en la cara anterior del muslo derecho. También sufrió una contusión severa de la rodilla izquierda de la que será sometido a estudios de imagen para normar conducta.

‘De no presentarse complicaciones y según resultados de la rodilla izquierda podrá será dado de alta el próximo miércoles para continuar su tratamiento como externo y podrá volver a torear en 3 semanas’.