NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / El novillero Diego Emilio está listo y dispuesto
El novillero Diego Emilio está listo y dispuesto

El novillero Diego Emilio está listo y dispuesto

Desde hace tres años en nuestro país no habían surgido dos novilleros de recia y seria personalidad, que ya saben lo que es triunfar en la Monumental Plaza México y en Aguascalientes, además de que han dejado estupendo impresión en coso de la máxima categoría como lo es el Monumental Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco. Nos referimos al defeño-michoacano Antonio Mendoza y al aquicalidense Diego Emilio.

Pero en lo particular, Diego Emilio es quien nos ha movido a tirar estas letras a cerca de su carrera taurina pues sin dudad fue el gran ausente en la pasada Temporada Novilleril Internacional 2015 en el coso “San Marcos” de la ciudad de Aguascalientes. Por “x, y o z” motivos no estuvo y lo cierto es que si hizo falta en el serial.

Sin embargo Diego Emilio, quien ha cometido el único pecado de triunfar, algo normal en un torero que quiere sobresalir, parece ser que le ha resultado contraproducente, pero es ahí donde ha resaltado el carácter de Diego al buscar sobreponerse a la aburrida y nada provechosa politiquería taurina, pues a través de sus actuaciones en los ruedos es como se ha ido justificando.

En efecto, sus triunfos y buenas actuaciones en plazas como Zacatecas, “Cinco Villas”, Texcoco, el Domo de San Luis Potosí, Guadalajara, Tampico, Monterrey, Aguascalientes y en la Monumental Plaza México, entre otras e incluyendo su participación en Portugal en un Encuentro Mundial de Escuelas Taurinas, han dado fe de que en Diego Emilio hay un torero de altos vuelos y que no merece que se le obstaculice.

Diego Emilio, quien debutó formalmente como novillero con caballos en enero de 2012 en el coso Monumental “Caletilla” de Acapulco, Guerrero, y con presentación en la Monumental Plaza México en julio de 2013, repitiendo en 2014, ha sumado en todo este tiempo, poco más de tres años, una treintena de festejos, además de una corrida mixta en Tizimín, Yucatán, en la que cortó dos apéndices.

Actualmente no tiene apoderado y anda buscando quien lo pueda dirigir con certeza y claridad pues su idea ya es pensar en hacerse matador de toros y mientras llega eso tiene por ahí la propuesta de torear algunas novilladas en ruedos sudamericanos de Perú.

Por lo pronto, además de seguir cursando la preparatoria, Diego Emilio se entrena haciendo el toreo de salón en una cancha de futbol y cuando hay chance se mete al campo bravo, tal y como lo ha hecho en el de las ganaderías de Puerta Grande y Campo Grande.