Inicio » Noticias » ‘El Soro’ reaparece de luces el domingo en Játiva
‘El Soro’ reaparece de luces el domingo en Játiva

‘El Soro’ reaparece de luces el domingo en Játiva

Vicente Ruiz, El Soro, fue y sigue siendo un torero del pueblo. Lejano en la memoria colectiva está aquel día de 1994, cuando el valenciano sufrió en Segorbe una lesión en la rodilla que se convertiría en el comienzo de un calvario: el dinero, la fama y las luces de los vestidos de una figura del toreo se apagaron de repente. Y se encendió la vida nocturna. Vicente habitó en el precipicio.

El Soro, que llegó a pesar 110 kilos, se ha quitado 35 de encima y en entrevista que concede al prestigioso diario español El Mundo, afirma,  “Como lo mismo que los conejos”, bromea. Cincuenta y seis intervenciones quirúrgicas, 19 cornadas y más de 20 años apartado de los ruedos. Ahí es nada. El último superviviente del cartel maldito de Pozoblanco del 84, con Paquirri y El Yiyo, malvivía con muletas y muchos problemas personales. Pero la ilusión por volver a torear le hizo sobrevivir. Y ahora, dos décadas después del inicio de su caída, el torero obtiene la recompensa a su lucha.

Vicente Ruiz (30 de mayo de 1962) nunca dejó de soñar en reaparecer y vestirse de luces aunque fuera una vez más en su vida. Una locura, un milagro que ya tiene fecha en Játiva: el 17 de agosto, día de la Virgen del Patrocinio, patrona de Foyos junto a Daniel Luque y Román. Con él regresa el sorismo, un fenómeno tan taurino como sociológico, rural y de un enorme arraigo popular, que resucitó Valencia en los 80 y ni murió ni morirá.