Inicio » Resultados de festejos » En la México, banderillas negras a Brito y espaldarazo a colombianos
En la México, banderillas negras a Brito y espaldarazo a colombianos

En la México, banderillas negras a Brito y espaldarazo a colombianos

MÉXICO, Distrito Federal.- Regular entrada registró la Monumental Plaza México para la que fue este domingo sexta novillada y tercera de selección de la Temporada Chica Internacional de Verano 2014, en la que con fuerte lluvia en el tercer astado y a partir del quinto, lo más sobresaliente fue que al sexto novillo se le colocaron banderillas negras por su mansedumbre.

Al término del paseíllo se exhibió una bandera en apoyo a los novilleros que hacen huelga de hambre en Bogotá para pedir que vuelvan los festejos a la Plaza Santa María

Se lidiaron entonces siete ejemplares bien presentados, uno de ellos de regalo, de la dehesa tlaxcalteca de Brito, siendo de juego desigual, destacando el corrido en tercer lugar que fue aplaudido en el arrastre. Bueno también fue el primero. Regulares segundo y quinto, complicados segundo y cuarto. Manso fue el sexto, al que se le colocaron banderillas negras. Y el de regalo fue regular en su desempeño.

ÓSCAR AMADOR ha estado variado con el capote en tanto que con la muleta realizó una labor intermitente, destacando lo que hizo por naturales y siendo mejor la parte final de su trasteo por su buen temple y aguante. Atinó finalmente hasta el tercer viaje de estocada honda para escuchar ovación.

El colombiano DAVID MARTÍNEZ lanceó suavemente a la verónica y en un quite por navarras. Cubrió el segundo tercio entre aplausos y haciendo gala de facultades físicas. Con la muleta, previo brindis a sus paisanos novilleros que se le están “jugando” en Colombia defendiendo la Fiesta Brava, ejecutó un torero trasteo, sobresaliendo sus series por el pitón izquierdo hasta ser prendido y sufrir un fuerte varetazo en la cara posterior del muslo derecho. Acabó de estocada entera y caída para ser ovacionado en el tercio.

JAIME ADRIÁN se hizo aplaudir con el capote, sobre todo en un quite por gaoneras, cuando empezaba a llover y bajo el aguacero, además de viento, su faena de muleta fue a base de pasajes de buen trazo aunque sin mucha atemperancia. Una labor entre altibajos y sin estar a la altura de las buenas condiciones del astado. Tardó en matar debido a que el puntillero le levantó dos veces al astado, escuchando división de opiniones y un aviso, con protestada salida al tercio que nadie le pidió.

EMILIANO VILLAFUERTE “EL MOSO” estuvo empeñoso en su inicio capotero ya sin la lluvia. Con la muleta, su quehacer tuvo pundonor y valor a pesar de su poco recorrido torero y de la sosería del astado. No hubo continuidad en la faena. Logró sueltos muletazos de calidad sin poder darle estructura a su labor. Manoletinas para cerrar su actuación pero falló al matar y recibió un aviso.

ÁNGEL ESPINOZA “PLATERITO”, en su debut en esta plaza, se mostró voluntarioso con el capote. De nuevo empezó a caer la lluvia, cubrió el segundo tercio de manera lucida y su labor muleteril ha tenido serenidad, valor, torerismo y buen planteamiento por ambos lados a pesar de las pocas facilidades que le dio el briteño. Muletazos lasernistas para abrochar su trasteo y terminó de estocada caída sufriendo un fuerte golpe en el abdomen al momento de la reunión para ser despedido con una fuerte ovación en el tercio.

Y el también debutante en este coso, ANDRÉS SUÁREZ DEL REAL, poco pudo hacer con el capote y ante la mansedumbre que mostró el astado al rehusarse a cumplir en caballos se le colocaron banderillas negras. En tanto, con la sarga Andrés, bajo la protesta del público, hizo lo que pudo con evidente empeño aunque con poca atención de la concurrencia. Falló al matar para tener silencio y anunció el regalo de un séptimo ejemplar de la misma dehesa de Brito.

En el de obsequio entonces, Suárez del Real le puso voluntad con el capote, sobre todo en un quite por gaoneras. Con la muleta, previo brindis al ganadero de Brito, don Patrick Slim Domit, por el regalo del novillo, realizó un trasteo con evidente deseos por agradar, aunque falto de temple. No atinó al matar y se le despidió con aplausos de aliento.