NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Enrique Fraga: torero a pie, a caballo y ahora… ¡GANADERO!
Enrique Fraga: torero a pie, a caballo y ahora… ¡GANADERO!

Enrique Fraga: torero a pie, a caballo y ahora… ¡GANADERO!

TEQUISQUIAPAN.- Jorge Enrique Contreras Fraga, o simplemente Enrique Fraga, como se le conoce en el mundo de la fiesta brava, es un hombre polifacético.

Es el primero en la historia del toreo en tener tanto alternativa como matador de toros de a pie, como la de matador de toros a caballo o rejoneador.

Inquieto por naturaleza, ahora comienza una nueva aventura en su vida y la comparte con todos nuestros amigos de www.torosyfaenas.com.mx… En breve debutará como ganadero.

Sin hacer ruido, pero eso sí, con mucho trabajo desde que sale el Sol hasta que se oculta, Fraga cuenta ya con su primera corrida de toros puesta y lista para ser lidiada.

‘Son toros de encaste Parladé’, afirma el flamante criador, quien no sólo está logrando uno más de los sueños de su vida, sino que lo hace ayudando, de tal suerte que en su finca, donde se llevan a cabo tientas de machos, hembras y herraderos, no sólo participan diestros como Francisco Dóddoli u Óscar San Román, sino que también tienen cupo para entrenar, con serias y cornalonas vacas, forcados como Fernando Jurado y Gabriel Borbolla, ambos del grupo Forcados de Querétaro, quienes con gran afición aprovechan hasta la última embestida.

Reconoce el multifacético Fraga que no es fácil llevar las riendas de una ganadería, ‘porque hay que coordinar muchas cosas. Incluso no hay que olvidar que de aquí viven muchas familias que trabajan con nosotros y hay que hacer las cosas bien por el beneficio de todos’.

En el aspecto taurino tiene muy claro los conceptos que busca como criador y trabaja en consecuencia.

‘Me gusta el toro bravo y serio. Ese que le da gran valor al triunfo del torero y que impone respeto’, señala.

Es impresionante ver la afición que desborda para realizar todas las labores camperas a lo largo del día.

Apenas aparece el Sol, ya está separando vacas y novillos para ser probados. Lo mismo sucede a la hora del herradero; es el primero en prender el carbón y tener listo todo.

El michoacano ha apostado mucho en este proyecto ‘y por lo mismo estoy ahora mismo metido de lleno en esta nueva aventura. El toro bravo es mi vida’, confiesa Enrique, quien no conoce límites en la desbordante pasión que atesora.