NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Faena de Gutiérrez y gran astado de Boquilla del Carmen
Faena de Gutiérrez y gran astado de Boquilla del Carmen

Faena de Gutiérrez y gran astado de Boquilla del Carmen

Por: Mary Paz GONZÁLEZ

AGUASCALIENTES.- La V edición del Festival Taurino en honor al Cristo Negro del Encino tuvo la noche de este viernes 14 de noviembre, en el legendario coso “San Marcos” de la ciudad de Aguascalientes, a dos triunfadores indiscutibles, al chaval Manuel Gutiérrez “Esparterito” al cortar dos orejas y por ello llevarse el trofeo en disputa y al estupendo novillo que cerró el festejo, de la dehesa de Boquilla del Carmen, llamado “El Sin Pecao”, al que se le dio arrastre lento a sus restos cuando la verdad merecía la vuelta al ruedo.

También “tocaron pelo” Efrén Rosales y Rodolfo Mejía “El Tuco” con diferente valor ya que la de Efrén fue mucho aliento a su carrera y la de “El Tuco” ha sido de auténtica chunga y que no le hace ningún bien, al contrario, lo ha equivocado.

Ante un casi lleno en el coso sanmarqueño en noche de agradable fresco y tras la ceremonia de homenaje a la luz de las velas al Cristo Negro del Encino que encabezó monseñor Ricardo Cuéllar Romo, se lidiaron siete astados de varias dehesas, siendo el mejor el que cerró plaza, de Boquilla del Carmen, sensacional novillo al que se le dio arrastre lento a sus despojos cuando lo más conducente era una vuelta al anillo. Bueno y enrazado fue el primero de Medina Ibarra. Segundo y tercero fueron de San Antonio de Triana, complicados, lo mismo que el cuarto de Real de Solera, que el quinto de Puerta Grande y que el sexto de Carranco.

Efrén Rosales demostró como siempre, su gran carisma y empeño pero si evidenciando su falta de torear pues sólo en una tanda derechista le tomó la distancia al astado de Medina Ibarra. Mató de estocada entera para cortar una oreja.

Diego Emilio se dejó ver muy puesto y torero al realizar una faena medida y con pasajes importantes pero falló al matar y fue ovacionado en el tercio. En este astado de San Antonio de Triana fue aplaudido en el tercio el novillero Juan Pedro Herrera tras colocar banderillas de manera lucida.

Fabián Ruiz, con otro difícil ejemplar de San Antonio de Triana, muy poco logró hacer y lo que hizo lo llevó a cabo con plausible voluntad. Al final tuvo silencio. En este astado fueron ovacionados en el tercio los subalternos de a pie Felipe Kingston -hijo- y Aldo Navarro.

Por lo que se refiere a la actuación de Rodolfo Mejía “El Tuco”, quien goza por fortuna de la simpatía de la mayoría del público, diremos que tuvo un buen inicio de capote con el burel de Real de Solera pero el panorama cambió cuando inició su labor de muleta, la que no tuvo contenido, fue una verdadera pachanga amenizada por un dueto que llevó el torero para que le cantara y tocara flamenco. En lo personal nos parece que la nueva administración de “El Tuco” y sus incrustadas asesorías lo están mal orientando y así no va a llegar a ningún lado. Bien pues en medio de toda esa chabacanería, el torero terminó de estocada defectuosa, delantera, ligeramente contraria y perpendicular y como el astado dobló pronto le otorgaron una oreja de chunga. Qué lástima. Me gustaba más el otro “Tuco”.

Jorge Salvatierra lidió al novillo más hecho y ofensivo del festejo, el de Puerta Grande. Y si a ello le aunamos que fue ilidiable a pesar del encomiable esfuerzo del torero, quien siempre trató de pararle sin fortuna pero si evidenciando su enorme voluntad y valor, por lo que se le ovacionó en el tercio.

José María Pastor, con el de Carranco, se hizo aplaudir con el capote y cubrió de manera magistral el segundo tercio al clavar igualando tres brillantes pares de banderillas. Y con la muleta, a un burel soso y parado, poco le pudo hacer pero si mostrando oficio, torerismo y buena técnica para hacerse ovacionar en el tercio.

Y Manuel Gutiérrez “Esparterito”, con el gran novillo “El Sin Pecao” de Boquilla del Carmen, se vio variado con el capote. En lo particular le aconsejaríamos que se olvidara de cubrir el segundo tercio y con la muleta ha cuajado una faena que siempre fue a más, lo mismo que el “socio”, aunque si podríamos apuntar que el torero se quedó un puntito por debajo de la calidad y la clase del astado. Acabó de certera estocada, algo defectuosa, pero suficiente para que se le otorgaran las orejas, el trofeo en disputa y ganarse la salida en hombros. Al estupendo novillo zacatecano se le premio con el arrastre lento aunque la verdad era para concederle la vuelta al ruedo a sus restos.

 

FICHA: Aguascalientes, Aguascalientes. Festejo nocturno. V Festival Taurino en honor al Cristo Negro del Encino. Coso “San Marcos”. Entrada: Casi lleno. Siete novillos de varias dehesas, siendo muy bueno y con arrastre lento el séptimo de Boquilla del Carmen. Bueno y enrazado resultó el primero de Medina Ibarra y los demás, los dos de San Antonio de Triana, Real de Solera, Puerta Grande y Carranco, fueron complicados. Efrén Rosales: Una oreja de aliento. Diego Emilio: Al tercio. Fabián Ruiz: Silencio. Rodolfo Mejía “El Tuco”: Una oreja de chunga. Jorge Salvatierra: Al tercio. José María Pastor: Al tercio. Manuel Gutiérrez “Esparterito”: Dos orejas, el trofeo en disputa y salida en hombros. El novillero Juan Pedro Herrera fue aplaudido en el tercio tras clavar bien banderillas en el segundo, lo mismo que los subalternos de a pie Felipe Kingston -hijo- y Aldo Navarro en el tercero.