NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / GRAN TARDE de toros, en ALTZAYANCA
GRAN TARDE de toros, en ALTZAYANCA

GRAN TARDE de toros, en ALTZAYANCA

*Foto Angel Sainos

ALTZAYANCA, Tlaxcala.- Una extraordinaria tarde de toros se vivió en la Plaza La Morenita, que registró un lleno. El diestro Diego Silveti encabezó una triunfa salida a hombros en la que le acompañaron el ganadero Ángel López Lima y José María Macías, quien se doctoró como matador de toros.

Se lidiaron toros de Coyotepec, de bonitas hechuras y variados en pintas. El encierro, en líneas generales, tuvo clase, calidad y emotividad. Los astados lidiados en segundo, tercero y quinto lugares fueron muy buenos, el que cerró plaza, mejor.

Abrió plaza Uriel Moreno ‘El Zapata’, quien cubrió de manera espectacular los tres tercios. Para su mala fortuna pinchó y todo quedó en fuertes palmas.

El segundo de su lote fue uno de los menos potables y también estuvo muy bien, aunque volvió a errar con el estoque.

Al guanajuatense Diego Silveti le correspondieron dos buenos ejemplares con los que mantuvo su línea de toreo puro y de gran transmisión al tendido.

Al diestro de dinastía se le agradece la profundidad de su propuesta taurina, porque jamás ha transitado por el toreo efectista y de impacto. Su propuesta es seria, maciza y de mucha verdad. No anduvo fino con los aceros con su primero y escuchó cerrada ovación.

Lo mejor llegó con el segundo de su lote, con el que se acomodó todavía mejor en una faena de muletazos largos y templados por ambos lados. Por naturales se gustó mucho aprovechando el buen lado del morito al que le echaba la muleta hasta adelante y después de enredárselo por la cintura despedirlo ‘hasta allá’ para repetir el procedimiento y volverlo a embarcar muy de largo.

Concluyó su labor con dramáticos lasernistas. Cobró una estocada honda y efectiva. El juez le otorgó las dos orejas.

José Mari Macías tomó la alternativa con ‘Carajillo’, número 92 y 490 kilogramos, astado serio y complicado. El toricantano –se le llama misacantano a quien se ordena sacerdote y oficia misa por primera vez- estuvo voluntarioso para escuchar palmas.

Lo mejor llegó con el que cerró plaza. Extraordinario toro paliabierto con gran codicia. El nuevo diestro lo ‘bordó’ en variada e inspirada faena que rubricó con estoconazo en todo lo alto para cortar las orejas y el rabo.

Al término del festejo, Silveti, Macías y López Lima fueron izados a hombros.