NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / GRANDES FAENAS de SILVETI y SÁNCHEZ, malogradas con la toledana en Caxuxi, Hidalgo (*Fotos*)
GRANDES FAENAS de SILVETI y SÁNCHEZ, malogradas con la toledana en Caxuxi, Hidalgo (*Fotos*)

GRANDES FAENAS de SILVETI y SÁNCHEZ, malogradas con la toledana en Caxuxi, Hidalgo (*Fotos*)

*Fotos de Angel Sainos

CAXUXI, Hidalgo.- El diestro guanajuatense Diego Silveti reinició ‘a tambor batiente’ la segunda parte de su temporada mexicana. La Plaza de Toros El Carmen de esta bonita población hidalguense, en la que se come una barbacoa deliciosa, registró un lleno de ‘No hay boletos’, con personas que se quedaron afuera del coso.

El clima no ayudó porque a lo largo del festejo el viento molestó a los toreros, que no escatimaron esfuerzos con tal de agradar. El torero de la importante dinastía guanajuatense alternó con otro torero de dinastía, sólo que de Aguascalientes, Juan Pablo Sánchez, quien tampoco ‘se quedó nada en el tintero’. Desafortunadamente, la mácula en la actuación de ambos toreros llegó con la toledana, por lo que el triunfo numérico lo dejaron escapar, aunque al final del día, el arte y la emoción no se pueden medir en cifras y los aficionados que aguantaron estoicos a lo largo del festejo salieron complacidos por la apasionada entrega de los toreros.

Se lidiaron toros de La Antigua, ganadería propiedad de Jorge de Haro, quien envió ejemplares muy bien hechos, bajos y de bonito tipo. Sobresalieron el segundo, por su transmisión y gran lado derecho y el sexto, por su gran clase y forma de humillar. Los demás fueron fáciles y con clase pero sin fuerza.

El rejoneador Santiago Zendejas, vuelta al ruedo y ovación. Los Forcados de Juriquilla y los Forcados Amadores de Hidalgo consumaron emocionantes pegas.

A pie, el aquicalidense Juan Pablo Sánchez pergeñó templados derechazos con su primero. Pronto se aplomó el segundo de su lote.

El guanajuatense Diego Silveti se enfrentó a un castaño, muy bonito, que no le permitió el triunfo. El burel concluía el muletazo con la cara arriba.

Lo mejor llegó con su segundo. El cárdeno, que enfrentó en segundo lugar, tuvo clase y metía la cabeza muy por abajo. Diego lo entendió muy bien y le fue toreando en tandas cortas al principio,  y poco a poco más largas, para luego recrearse y olvidar el cuerpo ante el buen astado al que toreó en tandas extraordinarias llenas de temple y mano baja.

La emoción del arte sólo se experimenta en vivo y la afición hidalguense lo comprobó. Remató Silveti su trasteo con ajustadas  -y por lo mismo dramáticas- bernardinas. En el colectivo popular ya vaticinaban los máximos trofeos para el guanajuatense no anduvo fino con la toledana y se privó de rubricar una faena de puerta grande.

Renglón aparte merece el Comité de Toros de Caxuxi, encabezado por el presidente Andrés García y el tesorero, Éder Aguilar. Para organizar este festejo desbordaron afición que conjugaron con profesionalismo, lo que redituó en que todos los detalles estuvieran perfectamente bien cuidados.

Una gran tarde de toros.

La actividad en Caxuxi continuará hoy con la encerrona del novillero sanmiguelense Francisco Martínez, con ejemplares de diversas ganaderías.