Inicio » Noticias » Hace cien años nació el gran ‘Calesero’
Hace cien años nació el gran ‘Calesero’

Hace cien años nació el gran ‘Calesero’

Se cumplen este lunes 11 de agosto de 2014 los 100 años del nacimiento en la entidad más taurina del país, la ciudad de Aguascalientes, de uno de los matadores de toros con más arte que ha dado el toreo mexicano y en el Orbe Taurino, me refiero al sin igual Alfonso Ramírez “El Calesero”, a quien se le llamó el “Poeta del Toreo” por su inmensa creatividad artística en las suertes con el capote y la muleta, además de la forma más que personal que atesoraba para cubrir el segundo tercio.

Por ello, aprovechando la ocasión, nos metimos a los libros y en las obras de Agustín Linares, “Los Toros en España y México”, editado en 1968; de Heriberto Lanfranchi, “La Fiesta Brava en México y en España, editado en 1978; y de Paco Ignacio Taibo I, “Los Toros en el Cine Mexicano”, editado en 1987, encontramos los siguientes datos de mucho interés sobre el incomparable espada.

Alfonso Ramírez “El Calesero”, artífice del toreo, nació en Aguascalientes, en el taurinísimo barrio de Triana, el 11 de agosto de 1914, en la casa marcada con el número 219 de la calle Colón.

El 9 de agosto de 1927, cuando apenas contaba 11 años de edad, viste el traje corto en un festival taurino en el coso San Marcos de Aguascalientes, con becerros de Peñuelas y alternando con Rodrigo Valle. Durante sus años de becerrista (1927, 1928 y 1929) sufrió su primer percance en Fresnillo, Zacatecas, al clavarse una banderilla en el brazo izquierdo.

El 23 de abril de 1933 viste por vez primera el traje de luces ante sus paisanos, en la novillada de la Feria de San Marcos, alternando con Fernando López y “El Temerario” en la lidia de novillos de Cieneguilla. Después, el 1 de mayo de 1933 debuta en la capital del país, en El Toreo de la Condesa, en un festejo de selección al lado de Manuel Jiménez “Chicuelín”, Carlos Segura, Manuel Cervantes, Ángel Gómez “El Gato” y Luis Martínez, lidiando ejemplares de Albarrada.

En aquel entonces lo apoderaba don Vicente Lleixá, siendo él quien decidiera que se le nombrara “El Calesero”. Volvió a El Toreo de la Condesa el 30 de octubre de 1938 para ganar la “Oreja de Plata” tras su faena a “Jardinero” de San Mateo y alternó en tal ocasión con David Liceaga, Eduardo Solórzano, Manuel Jiménez “Chicuelín”, Juan Estrada y Carlos Arruza. La siguiente temporada, la de 1939, sumó seis tardes en la capital del país, despidiéndose como novillero el 24 de septiembre con “Milagrito” de San Mateo, al que desorejó y actuó al lado de Manuel Jiménez “Chicuelín”, Gregorio García y Jesús Guerra “Guerrita”.

Tomó la alternativa en El Toreo de la Condesa el 24 de diciembre de 1939 de manos de Lorenzo Garza y ante la presencia de David Liceaga, con el toro “Perdiguero” de San Mateo. Más adelante, el 2 de mayo de 1943, al estar actuando en el coso de Mérida, Yucatán, el toro “Vivaracho” de Palomeque le infirió su primera cornada, muy grave por cierto pues tuvo principio de septicemia.

El 3 de marzo de 1944 moría su padre y al día siguiente, cuando lo enterraban, “El Calesero”, quien aún no sabía la triste historia, inauguraba el coso “La Macarena” de Medellín, Colombia. Aquella tarde, como presagio vistió de negro y oro, obteniendo un gran triunfo.

En 1946 viajó a España para debutar en el mes de abril en sus ruedos, el día 21, concretamente en el de la Real Maestranza de Sevilla al lado de Bonifacio García “El Yoni” y Rafael Ortega “Gallito”, con ganado de don Juan Belmonte. Toreó con el capote como nunca lo había hecho, al extremo de tocársele música en el primer tercio, algo que no se había hecho en dicho albero andaluz. Confirmó su doctorado en la plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, el 30 de mayo de 1946, siendo el padrino Pepe Luis Vázquez y con el testimonio de Pepín  Martín Vázquez, con el burel “Cejudo” de don Arturo Sánchez Cobaleda.

Durante el mismo año, 1946, ya de regreso a México, en el coso de Orizaba, Veracruz, alternando con Fermín Rivera y Manuel Rodríguez “Manolete” en la lidia de ganado de La Punta, “El Calesero” tuvo una gran tarde al cortarle las orejas y el rabo a uno de sus toros y oyendo con asombro cómo el maestro de la banda de música le tocaba el Himno Nacional, lo que motivó que dicho director fuera a parar a la cárcel. Y el siguiente 15 de diciembre debutó como matador de toros en la Monumental Plaza México alternando con Fermín Espinosa “Armillita” y Manuel Rodríguez “Manolete” en la lidia de astados de Piedras Negras.

Significativa fue igualmente la tarde del 25 de diciembre de 1950, en el coso de Guadalajara, Jalisco, yendo en el cartel con Luis Briones y Gregorio García, con ganado de San Mateo, cuando el toro “Trianero” le infirió siete cornadas repartidas en las dos piernas.

“El Poeta del Toreo” también incursionó en el mundo del cine de tema taurino, en la película de 1948 “El Precio de la Gloria” bajo la dirección de Jaime Salvador, con un guión suyo sobre una historia de Fernando Cortés, León Gurdus y Carlos Sampelayo, y actuando al lado de Alicia Ravel, el hermano de “El Calesero”, Ernesto Alonso, Isabela Corona, “Chato” Ortiz y Paco Malgesto. Y antes, en 1947, también tuvo participación en la cinta cinematográfica “Fiesta Brava”, en la que dobló toreando a Esther Williams, quien actuó al lado de Akim Tamiroff, Ricardo Montalbán, John Carrol, Mary Astor, Cyd Charisse, Fortunio Bonanova y Hugo Haas bajo la dirección de Richard Thorpe.

Alfonso Ramírez “El Calesero”, quien se despidió de la Monumental Plaza México el 20 de febrero de 1966, actuando al lado de Manuel Capetillo y Raúl García, con el toro “Mañanero” de Valparaíso, el siguiente 24 de diciembre del mismo año, en la plaza de Ciudad Juárez, Chihuahua, doctoró en mano a mano a su hijo Alfonso Ramírez “Calesero Chico”, con el toro “Noche Buena” de Carranco y toreó por última vez de luces el 14 de mayo de 1967 en el coso de Chapala, Jalisco, en mano a mano con Alfonso Lomelí, lidiando astados de don Lucas González Rubio.

El maestro Alfonso Ramírez “El Calesero”, “El Poeta del Toreo”, sin par diestro, gran amigo, inigualable tentador, funcionario de la Casa Domecq, autoridad en la Monumental Plaza México y estupendo cuenta chistes, falleció en el Distrito Federal el 8 de septiembre de 2002. Vaya entonces este sincero y cariñoso recuerdo al auténtico torero con “Duende”.