Inicio » Noticias » ¡LA ALTERNATIVA de EL BRECO, en Táriba, VENEZUELA, el 18 de AGOSTO!
¡LA ALTERNATIVA de EL BRECO, en Táriba, VENEZUELA, el 18 de AGOSTO!

¡LA ALTERNATIVA de EL BRECO, en Táriba, VENEZUELA, el 18 de AGOSTO!

El texcocano Rodrigo Cepeda ‘El Breco’ tomará la alternativa, el 18 de agosto, en la plaza venezolana de Táriba, donde tendrá como padrino al torero local Curro Ramírez y como testigo al zacatecano Jorge Delijorge para lidiar un encierro de Campo Paro.

El torero, de 28 años de edad, se despedirá de las filas menores este lunes en un atractivo festival en la plaza hidalguense de Presas, donde compartirá créditos con el rejoneador Jorge Hernández Gárate y a a pie, José Luis Angelino y el diestro Salvador López, quien reaparece luego de una ausencia de dos años, para lidiar un encierro de Real de Saltillo.

‘Ese festival podría significar mi adiós de las filas menores. Los organizadores de Presas me dijeron que están trabajando en la confección de una novillada. Pero de momento, sí ahí sería mi despedida novilleril’.

Aunque su debut oficial tuvo verificativo en la Plaza Silverio Pérez de Texcoco en 2014, dos años antes ya se había presentado en un festival.

ROMÁNTICOS

Su padre, Miguel Cepeda ‘El Breco’, es uno de los pocos toreros románticos que aún quedan en la torería. Lleva en la geografía de su cuerpo las huellas de 32 cornadas y 17 fracturas. ¿Por qué eligió la misma profesión?

‘Creo que cada quien tiene que escribir su historia. El hecho de que mi padre esté cosido a cornadas, no quiere decir que a mí me irá igual. Me arrimo y me han pegado volteretas pero al día de hoy los toros me han respetado’, dice Rodrigo, quien pudo haber hecho carrera en el futbol profesional pero decidió abrazar la profesión de torero.

Labrado a la usanza de los toreros antiguos, con la dureza que eso conlleva, acepta que su paso por las filas menores no ha sido sencillo. Por lo mismo, justo como su padre, ‘El Breco’ hijo es un torero que también ha recorrido la legua.

‘Cuando no hay toros tienes que buscarle por todos lados. Alguna vez toree en unas rancherías de la sierra de Durango, donde la presencia del narco era evidente. Había casas muy modestas y afuera unas camionetas de lujo estacionados. Decían que eran los dominios de El Chapo Guzmán. También me he ido a la guerra para el sur. En nuestro país y en Guatemala’, confiesa.

ÉL QUIERE SER

Considera Rodrigo que hay dos tipos de toreros: ‘Existen los que viven del toro y existimos los que vivimos para el toro. El hecho de querer tomar la alternativa no es para hacer número. Es porque estoy confiado en que puedo aportar mucho a la tauromaquia de mi país’.

‘Dicen que ahora mismo hacen falta toreros de arrastre. Yo quiero ser uno de esos. Quiero ser ícono de la fiesta brava de México, referente de nuestra tauromaquia. Soy un torero completo que cubre los tres tercios y que jamás escatima esfuerzos. De eso pueden estar seguros’, asevera.

A lo largo de su paso por las filas novilleriles sumó alrededor de setenta festejos.

Rodrigo estuvo, hace un par de días, en las instalaciones de la Asociación de Matadores, encabezada por el michoacano Francisco Dóddoli, quien tras una reunión de comité, le informó que tiene ‘luz verde’ de parte de la agrupación para ser, a partir del próximo, mes matador de toros.

Antes de dar por concluida la entrevista, dice ‘El Breco’: ‘El ofrecimiento para tomar la alternativa en aquel país, obedece a que en noviembre pasado actué por aquellos lares, en Maracay para ser exactos, y dejé una buena impresión. Espero que las puertas de mi país también se me abran. Ya verán los empresarios que no los decepcionaré’.

FOTO: Rodrigo Cepeda ‘El Breco’. Postal del pasado. (Foto: Oscar Mir/ Mirando el Arte)