NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / La ilusión es torear en la Monumental Plaza México
La ilusión es torear en la Monumental Plaza México

La ilusión es torear en la Monumental Plaza México

Por: ADIEL ARMANDO BOLIO

Inicia el mes de junio y con él se cierre la primera mitad del año 2015 y de la temporada taurina nacional pues a partir de julio, ya en su segunda parte, quienes deberán estar más que contentos, nerviosos y el ansia a tope, son los novilleros ya que estarán a las puertas de que comience el serial menor veraniego en la Monumental Plaza México.

Una temporada chica que, como ya se ha hecho costumbre, constará de una docena de festejos para así cumplir con lo que estipula el reglamento taurino del Distrito Federal, lo que hace suponer que entonces esta serie novilleril en 2015, en el gran coso de Insurgentes, pudiera comenzar el domingo 26 de julio para terminar por ahí del domingo 11 de octubre.

Doce novilladas en las que los chavales que se sientan aptos para dar este paso en su carrera taurina tendrán que salir a demostrar el por qué estarán en el ruedo del enorme embudo taurómaco del país.

Cuántas ilusiones se forjarán en las respectivas mentes de los novilleros que, en particular, habrán de hacer su debut en esta próxima temporada. Algunos lograrán su objetivo, otros no pero el estar siempre metidos en ese mar de emociones y sentimientos que les mantiene viva la afición y la vocación por ser toreros es lo que, sin duda, los impulsa a dar su mejor esfuerzo.

Dice el refrán que “son muchos los llamados y pocos los elegidos” pero en la temporada novilleril que viene en la Monumental Plaza México ojalá sean más los elegidos pues en nuestro país actualmente hay material humano torero y muy bueno.

De ahí que, además del serial menor en el gran coso del país, los chavales tendrán otras plazas donde dejarse ver como las Monumentales de Monterrey, Guadalajara y Zacatecas, además de las de “Cinco Villas” y Tampico, entre otras.

Por ello es que un número importante de novilleros están más que interesados en ponerse a tono, algunos, como ya lo hemos comentado, yéndose a España a prepararse y, otros, en suelo nacional haciendo lo propio y con enorme entusiasmo.