NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / La novillera Ana Paola Hernández se recupera tras percance en la San Marcos (*Fotos y video*SE RECOMIENDA DISCRECIÓN*)
La novillera Ana Paola Hernández se recupera tras percance en la San Marcos (*Fotos y video*SE RECOMIENDA DISCRECIÓN*)

La novillera Ana Paola Hernández se recupera tras percance en la San Marcos (*Fotos y video*SE RECOMIENDA DISCRECIÓN*)

Fotos:  Efrén González

Video: Tadeo Alcina.

Aguascalientes, Aguascalientes; México, 23 de octubre 2018.-  El domingo 21 de octubre en el marco del festival de la hermandad entre Aguascalientes y Tlaxcala, durante la lidia del cuarto astado, la novillera hidrocálida Ana Paola Hernández, después de dejar gran estocada, le hizo hilo el bravo novillo de Marco Garfias, la derrumbó, la hirió para dejarle inconsciente, por lo que finalmente fue llevada a la enfermería para estabilizarla y ser trasladada a la clínica Guadalupe.

  El doctor David Martínez fue quien informó que la novillera presentó un esguince cervical grado 2-3 por lo que tendrá que usar un collarín, así como   una herida cortante en el maxilar inferior del lado derecho de más de 15 centímetros que dejó visible el hueso. En un momento se pensó en una fractura del maxilar, se le hizo un proceso de lavado, y tras la auscultación, se realizó la sutura pertinente. Debido al esguince tendrá que usar el collarín por cuatro semanas.

Ana Paola, a pesar de traer la herida, bastante aparatosa y que se pensó que habría sido de consecuencias mayores, se le ve, pues tranquila y con la afición intacta. Lo único que preguntaba cuando reaccionó en la ambulancia era que si el toro había caído.

Ana Paola ahora tendrá una de esas llamadas cornadas de espejo, como las que tuvieron Manolete, Julio Aparicio, el Juli entre otros,  pero no se amedrenta, por lo contrario, y expresa:

“Siento unas ganas profundas de volver a entrenar y mejorar todos esos errores que aún tengo,  este tiempo me ayudará para pensar y analizar más en mi toreo, y no desesperarme y seguir avanzando.

Por lo pronto Ana Paola Hernández estará convaleciente una semanas   y termina muy alegre y optimista:

“Agradecida con Dios, porque me protegió y no pasó a mayores, agradecida con los doctores que me atendieron y con mi familia y la afición que estuvo y está al pendiente de mi”