Inicio » Resultados de festejos » Luce Antonio Mendoza en la Plaza México
Luce Antonio Mendoza en la Plaza México

Luce Antonio Mendoza en la Plaza México

El novillero capitalino Antonio Mendoza resultó el más destacado de la quinta tarde de la Temporada Chica 2014 en La Monumental Plaza México, tras escuchar sendas ovaciones, pese a fallar con la espada.

Mendoza, avecindado en Morelia, Michoacán, alternó en esta tarde con Orlando Mirafuentes de Anda y el zacatecano Luis Ignacio Escobedo, quienes tuvieron una presentación para el olvido.

Se lidiaron novillos de la dehesa de Real de Valladolid, todos de buena presencia física y con un juego bastante variado, el cual fue desaprovechado por dos integrantes de la tercia.

Antonio Mendoza lidió al tercero de la tarde, “Artista”, con 418 kilos, con el cual hilvanó desde la capa y luego con la muleta, una faena meritoria, lucida y ajustada, que confirmó las buenas maneras del joven aspirante a matador.

Luego de una faena digna y voluntariosa, Mendoza malogró todo con la espada, al pinchar y descabellar, pero se retiró con una fuerte y merecida ovación del público.

Con su segundo novillo, “Chocolate”, de 431 kilos, logró la mejor trastada de la tarde, con quites bien ejecutados con la capa y muleta, largos y ceñidos pases muy templados que gustaron al conocido.

Luego de hilvanar un trasteo meritorio y variado, Antonio volvió a fallar con la toledana, ya que pinchó en demasía y tuvo que recurrir al descabello, pero de nueva cuenta se llevó las palmas.

Mirafuentes de Anda abrió la tarde con “Triunfador”, de 392 kilos, con el que poco pudo mostrar, más nervios y confusión en aras de hilvanar su faena. Luego de batallar perdido en sus intentos, sufrió para matar y se fue con una fuerte división.

Con “Aventador”, de 405 kilos, De Anda estuvo por el estilo, al no cuajar tandas seguidas al natural y por la derecha, ante el descontento del presente. Tras batallar de nuevo, erró al matar y se fue en silencio.

Luis Ignacio Escobedo lidió a “Brujo” de 411 kilos, con el que no pudo agradar al público, luego de sus muchos intentos fallidos por ambos lados del novillo. Más nervioso que certero, mató con apuros y se fue en silencio.

En el segundo de su lote de nombre “Campeón”, con 420 kilos, Escobedo repitió la dosis de problemas con la capa y muleta, pese a sus ganas de armar algún tipo de faena, la cual nunca pudo construir.

El problema creció en la suerte suprema, ya que estuvo demasiado errático, recibió los tres avisos de rigor, dejó ir vivo a su enemigo y obligó a las protestas y abucheos de la concurrencia.

En la semana, la empresa de la Plaza México dará a conocer el cartel del sexto programa de esta Temporada Chica 2014.