Inicio » Noticias » Muchos sucesos se han dado en honor a la patrona
Muchos sucesos se han dado en honor a la patrona

Muchos sucesos se han dado en honor a la patrona

Debido a la Corrida Guadalupana que se dará este martes 12 de diciembre en la Monumental Plaza México, hemos querido traer a la palestra varios sucesos anecdóticos relacionados taurinamente con tan significativa fecha para nosotros los mexicanos. Estos son entonces algunos de esos sucesos que reza la historia.

El célebre Rodolfo Gaona “El Califa de León”, en 1905, sufre su primera cornada al estar toreando en Morelia, Michoacán, un novillo de Huerta y alternando con Pascual Bueno.

El siguiente año 1912, la ganadería madre de San Mateo hace su debut en El Toreo de la Condesa, en tarde en la que alternan los novillero Rosendo Béjar, el puertorriqueño-español Ernesto Pastor y el sevillano Francisco Bonal “Bonarillo”.

En 1920, el afamado diestro andaluz Ignacio Sánchez Mejías se presenta en El Toreo de la Condesa despachando toros de Piedras Negras en mano a mano con el toledano Domingo González “Dominguín”.

En la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en 1939, nace el reconocido ganadero Ignacio García Villaseñor.

Toma la alternativa Juan Estrada, en 1943, en El Toreo de la Condesa, cuando Carlos Arruza le cedió el toro llamado “Coralito” de La Laguna, ante la presencia de Gregorio García.

En la Monumental Plaza México, en 1952, confirma su doctorado el madrileño Luis Miguel “Dominguín” a manos de Luis Procuna y con el testimonio de Humberto Moro, con el burel “Cominito” de San Mateo.

En 1973 nace en Aguascalientes el destacado matador de toros José María Luévano.

En León, Guanajuato, en 1980, en el coso Monumental “La Luz”, se hace matador de toros Gerardo Montejano, siendo apadrinado por Manolo Martínez y ante la presencia de Miguel Espinosa “Armillita Chico”, con toros de Mariano Ramírez.

Fue en 1982 cuando la dehesa de Julio Moreno debutó en la Monumental Plaza México, toreando los novilleros Luis Fernando Sánchez, José Luis Tapia y Ernesto Belmont. Esa misma tarde hicieron su presentación tanto Sánchez como Belmont.

El fino diestro Alejandro del Olivar, EN 1987, obtiene la borla mayor en León, Guanajuato, llevando como padrino a Manolo Martínez y de testigo a César Pastor, con el astado “Cuatro Siglos” de Begoña.

En 1993, Mario del Olmo confirma su alternativa en la Monumental Plaza México, siendo apadrinado por David Silveti y con el testimonio de Miguel Espinosa “Armillita Chico”, con el burel llamado “Mariano” de Real de Saltillo.

La Monumental Plaza México fue el escenario donde Jerónimo confirmó el doctorado, en 1999, de manos del madrileño Miguel Báez “Litri” y ante la presencia del valenciano Enrique Ponce, con el astado “Marco Polo” de Xajay. Esa misma tarde actuó el rejoneador Enrique Fraga, con ganado de Manuel Martínez.

Y en el año 2000, José María Luévano obtiene el trofeo “Escapulario de la Virgen de Guadalupe” en el coso Monumental “Santa María” de la ciudad de Querétaro, yendo en el cartel con Jorge San Román, Marcial Herce y con los rejoneadores Jorge Hernández Gárate y Miguel Urquiza, siendo el ganado lidiado de Sierra Ortega.