Inicio » Noticias » “No soy un torero quemado”: Diego Emilio
“No soy un torero quemado”: Diego Emilio

“No soy un torero quemado”: Diego Emilio

Por MIGUEL ANGEL BOLIO

Así como en las más de las veces platicamos o entrevistamos a los diestros que están en boca de todos los aficionados, de igual manera se tiene que voltear a ver a los que no tienen tantos vanidosos reflectores, tanto los que no tienen mucha oportunidad de vestirse de luces como de los que apenas están iniciando su trayectoria como matadores de toros, para que nos hagan saber de sus aspiraciones y, en estos momentos, que es lo que les depara el nuevo 2018.

En este renglón tuvimos la grata ocasión de conversar con el diestro aquicalidense Diego Emilio, quien en abril próximo habrá de cumplir un año de doctorado y tras entonces casi doce meses no ha visto con claridad su carrera, sin embargo, su vocación torera está intacta y por ello se anima para “embestirle” de frente y con franqueza al año que está comenzando.

“Sí, ha sido un año difícil, en el que no ha habido mucha actividad, en el que hice pocos tentaderos, en el que después de la alternativa sólo pude vestirme de luces dos veces más, en Pabellón de Arteaga, Aguascalientes y en Atitalaquia, Hidalgo. La verdad es triste ver que no lo anuncian a uno pero el toreo es de paciencia y al respecto me fijo mucho en figuras del toreo que no toreaban, que estaban en el olvido y un ejemplo para mí de ese tipo de situaciones es el maestro César Rincón, por mencionar alguno, el maestro Paco Ojeda también. Y yo como veo el toreo, si se está preparado y se nos brinda la oportunidad cuajando un toro, esa tarde nos puede cambiar el panorama y posiblemente hasta la vida”, comentó con firmeza de convicción el torero.

Entonces ¿qué reflexiones y qué conclusiones has sacado de este tu casi primer año de doctorado?

“Sin duda, fue un año de mucho aprendizaje. Desde que tomé la alternativa, analicé lo que hice en el ruedo, los errores que cometí, obviamente mencionando lo de la espada, sé que no quiero volver a pinchar un toro, no me puedo permitir dejar ir las orejas porque la verdad eso si es que me ha costado, entiendo que en el toreo hay que estar a muy buen nivel, hay que hacer las cosas bien, que la gente disfrute pero también hay que cortar las orejas para que el público lo vea y las empresas nos pongan. Eso es lo más puedo sacar de provecho este año, que no puedo fallar con la espada, no puedo dejar ir las orejas, pues se me han ido en las tardes que he toreado desde que tomé la alternativa, además de que he madurado y he crecido como persona”, apuntó con cierta ansiedad Diego Emilio y agregó:

“Ha sido entonces difícil no torear porque yo estaba acostumbrado a actuar mucho de novillero, en Guadalajara, en México, en Cinco Villas, en Monterrey y en Aguascalientes y, ahora, prácticamente nada más toreo de salón, pero creo que son pruebas, son circunstancias que me parece tenemos que vivir los toreros y de igual manera le veo el lado positivo a las cosas, creo que no soy un torero que esté quemado, no he gastado mis cartuchos, la gente no me ha visto como matador de toros en México y en las plazas importantes, eso es lo que me hace ilusión, que pueda confirmar algún día en México y de ahí abrirme el panorama”.

¿Cuáles con los planes para este 2018?

“De los planes, el más valioso para mí es poder conseguir un apoderamiento importante, por ello me hace mucha ilusión que el maestro Manolo Arruza vuelva a estar en el toreo acompañándome, que pueda ver por mis intereses y mi carrera. Creo que algo se quedó pendiente ahí, como proyectos que teníamos y sé que de la mano de él podemos abrirnos puertas, de ahí que me motive poder tenerlo conmigo en un callejón. Ese es el principal objetivo este año, aunque también me ilusiona poder ir a España un par de meses en el verano, concretamente a Sevilla, cuando no hay mucha actividad en México, para crecer como torero, conocer la Fiesta Brava de allá y que lo que pueda hacer allá en el campo repercuta acá para que el público sepa no solamente estoy en mi casa sino que estoy moviéndome y que voy a estar buscando contacto con las reses bravas y con la Fiesta de los Toros”.

Finalmente, Diego Emilio hizo público su agradecimiento a la empresa de Espectáculos Taurinos de México por el apoyo que le ha dado y le puede dar.