Inicio » Noticias » ‘Para mi es la guerra, a hombros o en camilla’: Luis Miguel Cuéllar
‘Para mi es la guerra, a hombros o en camilla’: Luis Miguel Cuéllar

‘Para mi es la guerra, a hombros o en camilla’: Luis Miguel Cuéllar

El novillero Luis Miguel Cuéllar, defeño pero avecindado en Aguascalientes, tiene 21 años de edad y desde hace dos años lucha a brazo partido por abrirse paso en la profesión.

Ha logrado sumar alrededor de 35 festejos en los que ha cortado poco más de 17 orejas, además de que ha sufrido un par de percances.

Sin embargo, lo que llama la atención de este joven torero, es la forma tan clara y llana que tiene para expresarse respecto a la fiesta brava.

En este negocio, en el que la ‘coba’ está a la orden del día, Cuéllar deja todo eso de lado y habla con la claridad de quien sabe lo que quiere.

‘Este domingo en la México para mi es la guerra. Es salir a triunfar o morir, a hombros o en camilla. Entiendo que lo que estoy diciendo no es fácil de llevar a cabo, pero no tengo otro camino. Estoy obligado a salir a superar a mis alternantes, a demostrar que soy el mejor y que quiero llegar lejos en esta carrera’, afirma.

Para Cuéllar, el protocolo de ponderar a los alternantes o decir que ‘todos podemos triunfar’ no es algo que le guste hacer. ‘Mira, cuando te vistes de luces te llevas muchos sinsabores. Ahora mismo, algo que me tiene con una espinita clavada es el hecho de haber quedado fuera del serial Descubriendo un Torero.

‘Metí mis papeles en tiempo y forma. Me dijeron que llamarían y nada. Por eso, la novillada del domingo en la México es muy importante para mi. Si el domingo no triunfo mi panorama va a ser muy oscuro. No tengo más remedio que salir a por todas.

‘Tal vez sea una frase acuñada hace muchos años, pero hoy cobra realidad con mi situación taurina. O salgo a hombros o salgo en camilla, pero algo tiene que suceder este domingo en la monumental’, afirma categórico Luis Miguel, quien estuvo en las corraletas de la México para conocer el encierro de San Antonio de Triana que lidiará el domingo en compañía de Edgar Badillo y Diego Emilio.

‘Los novillos me gustaron. Estoy muy ilusionado. El domingo cerraré un ciclo y abriré otro. Estoy plenamente convencido que el fin de semana en la México pondré punto final a la parte de mi carrera en la que fue tocar muchas puertas con la esperanza de que una se abra. Después del domingo mi panorama será más sencillo porque saldré triunfador’, dice con gran confianza Cuéllar, quien por lo pronto ya tiene un ‘round’, ganado y es que, en efecto, lo que dice lo respalda con la actitud de estar convencido que todo eso es cierto y se cristalizará el domingo.

Bien dicen que para ser alguien en la vida, primero hay que creérselo y Luis Miguel Cuéllar se la cree.