Inicio » Resultados de festejos » PLAZA MÉXICO: Orejas de Ley a Martínez y Sainz (*Fotos*)
PLAZA MÉXICO: Orejas de Ley a Martínez y Sainz (*Fotos*)

PLAZA MÉXICO: Orejas de Ley a Martínez y Sainz (*Fotos*)

Los novilleros Francisco Martínez y José Sainz cortaron sendas orejas en el festejo celebrado ayer en la Plaza México, donde se jugó un encierro muy serio de La Soledad, que envió ejemplares ‘hechos y derechos’, que en provincia podrían haberse lidiado como corrida de toros.

El primero de Martínez tumbó al picador Jorge Morales. El sanmiguelense, variado de capa, puso banderillas e hizo sonar las dianas. Con la muleta, ante un burel que tenía condiciones, se le vio asentado y con oficio. Por momentos parecía un matador de toros. Su propuesta es alegre y emocionante. Culminó su labor con manoletinas y una arrucina. Tras espadazo entero cortó una oreja. Los restos de ‘Farolero’ merecieron los honores del arrastre lento.

El segundo del sanmiguelense se lastimó una pata y fue sustituido por un burel de Monte Caldera, que se despitorró y también fue cambiado. Entró otro de Monte Caldera, débil y descastado, con el que escuchó dos avisos.

El potosino José Sainz, triunfador de la temporada pasada, demostró sus avances. Bajo la atenta mirada de su apoderado, Manolo Mejía, corrió la mano con mucha clase y elegancia lo que conectó inmediatamente con los tendidos. Agregue usted que su trazo tiene un arte muy especial.

Con su primero fue ovacionado. Lo mejor llegó con su segundo al que le cuajó una faena que caló fuerte en el  ánimo del público.

El torero, de 17 años de edad, aprovechó las embestidas del burel de La Soledad en muletazos templados y ligados. Certero con el acero, el merecido apéndice no se hizo esperar.

Manuel Gutiérrez se jugó la vida. Su primero fue complicado y difícil. Lo prendió muy feo tres ocasiones. Le deshizo el traje y aún así, el valiente torero aguascalentense no se arredró. Pasó fatigas con los aceros y escuchó los tres avisos. A matar se aprende pero el valor y la decisión ‘no se compran en la farmacia’.

Con el cuarto de la tarde, Gutiérrez volvió a entregarse sin cortapisas y fue ovacionado.

Al término del paseíllo se rindió un minuto de aplausos a la memoria del ganadero Cuco Peña y de la fotógrafa Daniela Magdaleno.

*Fotos: Plaza México