NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / PLAZA MÉXICO: Una tarde cuesta arriba (*Fotos*)
PLAZA MÉXICO: Una tarde cuesta arriba (*Fotos*)

PLAZA MÉXICO: Una tarde cuesta arriba (*Fotos*)

*Fotos de Angel Sainos

El diestro aguascalentense Juan Pablo Sánchez pudo haber triunfado en la Plaza México, sin embargo, sus constantes yerros con el acero se lo impidieron en una tarde de mucho frío, que concluyó con fuerte lluvia y ráfagas de viento durante la lidia del sexto.

Se jugaron toros de Fernando de la Mora, mal  presentados, sosos y descastados en general. El sexto fue devuelto a los corrales.  También se corrieron sendos bureles de Xajay y Montecristo, bien presentados y juego desigual.

Arturo Saldívar, por encima de su lote, escuchó palmas. El que tuvo una tarde cuesta arriba fue Ginés Marín, quien en el que cerró plaza escuchó los tres avisos, además su apoderado Jorge Cutiño sufrió una cornada en el glúteo.

 JUAN PABLO SÁNCHEZ

El aguascalentense Juan Pablo Sánchez firmó con el primero de su lote muletazos templados y cadenciosos por ambos lados. ‘Peineto’ no tenía mucha fuerza pero sí una embestida sosa y noble que aprovechó el diestro con muletazos a media altura en los que siempre ayudó al burel. Además de temple, dejó constancia de la depurada técnica que tiene.

Desafortunadamente, la oreja que pudo haber cortado la cambió por un aviso luego de ponerse pesado con los aceros.

‘Río Dulce’ llevó por nombre el segundo de Sánchez, burel de pastueña embestida y algo de fuerza, lo que aprovechó con gran técnica y conocimiento de causa. El torero pergeñó muletazos con ese especial sentido del temple que atesora. De nuevo, mal con la espada. Al tercio tras un aviso.

ARTURO SALDÍVAR

‘Pintor’ fue el primero de Arturo Saldívar. Un ejemplar débil y descastado. La raza que le faltó al burel le sobró al torero, que por esfuerzo no paró. Estuvo muy por encima de las condiciones de su enemigo al que le extrajo las pocas tandas que tuvo. Después de pinchazo y estocada escuchó palmas.

El quinto de la tarde fue de la ganadería queretana de Xajay, toro muy bien presentado, enrazado y difícil con el que Saldívar estuvo firme. Trazo recia faena, no bonita y delicada, maciza y seria.

Acertó con los aceros y escuchó fuertes palmas.

GINÉS MARÍN

El diestro español Ginés Marín vio como se estrellaron sus ganas de triunfar con el primero de la tarde, ‘Ciervo’ de nombre, que de salida fue protestado por un sector del público.

El toro, carente de bravura, poco se dejó. El europeo saludó desde el tercio.

El sexto de la tarde fue protestado por su pobre presencia y el juez lo cambió por uno de Montecristo, toro con edad y serio pero no fácil. Para colmo de males comenzó a llover y a soplar el viento. Marín se mostró con empeño. Al tirarse a matar resbaló delante de la cara del burel que lo cogió de fea manera sin alcanzar a herirlo. Su apoderado Jorge Cutiño, quien se lanzó al ruedo para auxiliar a su torero sufrió una cornada en el glúteo.

Marín retomó los aceros sólo para escuchar los tres avisos y la dura silbatina del público.