Inicio » Resultados de festejos » Realiza Cuéllar la faena de la tarde EN LA CHONA
Realiza Cuéllar la faena de la tarde EN LA CHONA

Realiza Cuéllar la faena de la tarde EN LA CHONA

Por: ADIEL ARMANDO BOLIO, enviado

ENCARNACIÓN DE DÍAZ, Jalisco. Sábado 31 de enero.- La novillada de la Feria de la Candelaria en La Chona, sorprendió desde la entrada que tuvo el coso La Macarena, que fue más de media y en una tarde de clima apacible, en la que el triunfador resultó ser el espada madrileño Curro de la casa al cortar la única oreja del festejo.

Se lidiaron seis novillos de escasa presencia de la ganadería de Matancillas, siendo bueno el segundo, regular el tercero y lo demás complicado. Además de dos erales, siendo muy bueno el primero, que fue ovacionado en el arrastre y de regular a bueno el segundo.

RODOLFO MEJÍA “EL TUCO” con el novillo que abrió plaza se vio voluntarioso con el capote, sufriendo un susto y mostrando falta de facultades. Con la muleta, a un ejemplar soso, le realizó un trasteo deshilvanado, desangelado, evidenciando su falta de sitio, de torear; logró algunos muletazos sueltos sobre todo al final en unas manoletinas ceñidas y mostrando claramente falta de condición física. Se perfiló para entrar a matar y dejar una estocada trasera y muy caída, siendo vapuleado en la reunión sin consecuencias. Al final, fue aplaudido e inexplicablemente le dio una vuelta al ruedo totalmente inmerecida. Se sigue dando coba solo.

LUIS MIGUEL CUÉLLAR lanceó y bregó con atingencia al utilizar el capote y con la muleta, a un astado que tenía buenas condiciones de principio, empezó doblándose suavemente, para después con claridad de ideas y sabiendo lo que estaba haciendo, cuajó una faena muy torera por ambos lados, sobresaliendo su toreo derechista y toreando de aquí hasta allá. Terminó de muletazos ceñidos por alto para después tirarse a matar y dejar una estocada honda, tendida y delantera, además de cuatro golpes de descabello, para ser ovacionado en el tercio tras escuchar un aviso.

El español CURRO DE LA CASA, a su novillo llamado “Padrino” lo lanceó a pies juntos con soltura y después quitó por tafalleras de manera vistosa, su trasteo muleteril lo brindó a don José Guadalupe Adame, padre del matador Joselito Adame, para comenzar doblándose toreramente, dándole su tiempo y su espacio al astado que empezó bien pero terminó parándose muy pronto. Sin embargo, el oficio, la técnica y el torerismo del ibérico terminaron imponiéndose en una faena variada, de buen trazo, pisando terrenos comprometidos y haciendo el toreo en redondo. El novillo ya había dado todo de sí y aún así el torero le sacó muletazos importantes. Un poco de encimismo al final para terminar con ajustadas manoletinas y culminar de pinchazo y estocada ligeramente desprendida para que le fuera concedida una oreja.

JORGE SALVATIERRA en el ejemplar que le tocó se dejó ver empeñoso con el capote, estando mejor en un quite por tafalleras. Terminando el segundo tercio, el novillo alcanzó al subalterno Bernardo Patrón, sin consecuencias.  Con la muleta, a pesar de que el novillo no era fácil, Jorge lo entendió comenzando su labor por naturales de mucho aguante hasta recibir un susto que no pasó a mayores. Continuó la faena y a base de insistir todavía le sacó importante muletazos por los dos pitones, sufriendo otro susto más peligroso pero sin consecuencias. Muy torero y valiente ha estado Salvatierra, quien terminó de estocada honda ligeramente contraria, además de descabellar y tardar mucho en doblar el astado, hasta recibir dos avisos y ser despedido con una ovación en el tercio.

JOSÉ MARÍA PASTOR en su novillo se vio voluntarioso con el capote y más en un quite por gaoneras. Se hizo cargo del segundo tercio con lucimiento y destreza; con la muleta, al novillo, que era mucho pero mucho muy complicado, le realizó una labor de mucho mérito, mucha disposición por ambos lados. No había nada más que hacer, sólo habría que destacar el gran empeño de José María. Finiquitó de pinchazo y estocada honda desprendida para ser ovacionado.

El ecuatoriano JULIO RICAURTE con el novillo que cerró plaza, se mostró voluntarioso con el capote y de igual manera, muy torero con la muleta, pues a pesar de lo complicado y soso del astado, le logró sacar algunas series meritorias por el pitón derecho. Terminó con manoletinas, para disponerse a matar de pinchazo y estocada honda, trasera y caída, otra estocada más y descabello, para ser ovacionado en el tercio tras un aviso.

COMO FIN DE FIESTA

El aspirante a novillero Alejandro Adame, a un gran ejemplar de nombre “Amigo” lo ha veroniqueado con mucha soltura. En varas debutó el jovencito de 11 años de edad, Miguel Cobos, hijo del picador Juan Cobos, quien por primera vez se montó para picar un astado bravo y lo hizo bien. Su alternante Mauricio Arce quitó vistosamente por caleserinas y le replicó el mismo Alejandro de manera vistosa por zapopinas. Su faena de muleta fue estupenda, variada, con temple, gracia y personalidad, hizo el toreo largo, en redondo, todo lo que quiso en medio del contento general y teniendo como fondo las notas musicales de “Pelea de gallos”, abrochó su toreo y juvenil trasteo con impecables sanjuaneras y un torerísimo afarolado, para tirarse a matar y ponerse pesado con el acero, matando hasta el quinto viaje, de estocada honda y perpendicular. Sin embargo, al no haber puntillero, el astado tuvo que ser descabellado en varios intentos hasta escuchar dos avisos y ser al final ovacionado en el tercio.

MAURICIO ARCE en su eral estuvo más que dispuesto con el capote, lo mismo que Alejandro Adame en un quite, de nueva cuenta, en el tercio de varas, se dejó ver el nuevo aspirante a picador Miguel Cobos. En el tercio de banderillas, Arce se lució junto con Adame y su faena de muleta fue con mucho entusiasmo a pesar de su verdor para, por fortuna, matar de estocada efectiva y ser ovacionado en el tercio.

Comentario aparte y a tiempo

Es inconcebible que alguien que se jacte ya no de representante, sino apoderado de un torero, equivoque a su poderdante, lo malconduzca, como es el caso del que tiene el novillero Rodolfo Mejía “El Tuco”.

No es posible que después de la actuación de su torero, la que dejó mucho que desear se haya subido al tendido, abandonando a su torero en el callejón para ponerse a chacotear con sus amigos. Eso no es de un apoderado ni de un taurino. Allá él y su trayectoria taurina de “El Tuco”.

FICHA: Encarnación de Díaz, Jalisco. Novillada de la Feria de la Virgen de la Candelaria. Plaza “La Macarena”. Entrada: Poco más de media en tarde de clima apacible. Astados de Matancillas: siendo seis novillos de poco trapio, sobresaliendo el segundo, regular el tercero y los demás muy complicados . Y dos erales de la misma procedencia, siendo muy bueno el primero y regular el segundo. Rodolfo Mejía “El Tuco”: palmas y vuelta al ruedo por su cuenta. Luis Miguel Cuéllar: al tercio tras un aviso. Curro de la Casa: una oreja; Jorge Salvatierra: al tercio tras dos avisos. José María Pastor: ovación. Julio Ricaurte; al tercio tras un aviso. Como fin de fiesta: los aspirantes a novillero: Alejandro Adame: ovación tras dos avisos. Mauricio Arce: al tercio. Debutó exitosamente como aspirante a picador el jovencito de 11 años de edad Miguel Cobos, en los dos erales.