NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ROMANCE en PUERTA… entre Andy Cartagena y la afición mexicana
ROMANCE en PUERTA… entre Andy Cartagena y la afición mexicana

ROMANCE en PUERTA… entre Andy Cartagena y la afición mexicana

El rejoneador español Andy Cartagena, quien en la primera parte de su temporada mexicana lleva toreadas ocho corridas de toros con el corte de quince orejas y seis salidas a hombros, habla con pasión sobre la entrega del público de nuestro país: ‘El cariño y la entrega que le dan al torero son únicos. En esta primera parte de la campaña lo he experimentado, lo he sentido y me ha hecho vibrar. Con mis actuaciones quiero devolverle a la afición todo el cariño que me da, es una fuerza que retroalimenta’, comenta vía telefónica desde España con la pasión del enamorado que inicia un romance.

Cartagena viajó a su tierra natal para atender asuntos familiares, pero volverá la próxima semana a nuestro país para continuar con los compromisos que tiene firmados, entre ellos el 17 de diciembre, fecha en la que se presentará en la Temporada Grande de la Plaza México, donde lidiará dos toros de Rancho Seco, mientras que a pie, con ganado de Torreón de Cañas se anuncia a Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez.

‘A todos los toreros nos hace gran ilusión presentarnos en la Plaza México. Ojalá que mis toros embistan para que el público salga contento’, afirma.

Hacía 17 años que el rejoneador nacido en Benidorm no actuaba en territorio azteca, al respecto dice: ‘Creo que las cosas llegan cuando tienen que ser. Ahora mismo me encuentro en el mejor momento de mi carrera y todo se fue dando para poder volver a México’.

Aquí en nuestro país tiene su base de operaciones en Tepejí del Río, Hidalgo, donde los nueve caballos que trajo trabajan todos los días para estar en forma.

Aunque sólo el destino sabe qué es lo que le tiene deparado a Andy Cartagena, el rejoneador sueña con convertirse en referente del toreo a caballo en suelo mexicano y sabe que para lograrlo debe mantener el ritmo arrollador que está demostrando.