NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Santa Lucía, ganadería que regresa por sus fueros (*Fotos*)
Santa Lucía, ganadería que regresa por sus fueros (*Fotos*)

Santa Lucía, ganadería que regresa por sus fueros (*Fotos*)

ZAPOPAN, Jalisco. Jueves 18 de enero.- La ganadería de Santa Lucía, cuya divisa porta los colores en esmeralda y plata, fue fundada por el doctor Ildefonso M. Zaragoza, otrora empresario del coso “El Progreso” de Guadalajara, Jalisco, entre los años 1922 y 1935, siendo su original pie de simiente con vacas de La Punta y un semental de Zacatepec.

Años después, la historia de este hato fue continuada por don Humberto Zaragoza, quien a su vez la cedió a sus hijos. Tras una larga temporada ausente de los ruedos y como miembro activo de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), ahora reaparece de la mano de los hermanos Humberto y Marcos Zaragoza Lavine, contando con 3 sementales y 62 vientres refrescados con vacas de la vacada michoacana de San Maximiano, ganado que a su vez procedía de San Martín.

Así que en esta nueva etapa de la dehesa de Santa Lucía sienta sus reales en el rancho Los Patios, extensiones pertenecientes a la hacienda Santa Lucía. enclavada en el municipio de Zapopan, Jalisco.

La ganadería y hacienda han sido remozadas para un mejor funcionamiento y cuenta con una nueva plaza de tientas, construida con esmero y pasión por los nuevos propietarios, donde toreros como Luis David Adame, Antonio García “El Chihuahua”, Juan Chávez y el español Jesús Duque, entre otros, han disfrutado de la calidad extraordinaria y estilo en sus embestidas que dan sus vacas y machos.

Además, los señores Humberto y Marcos Zaragoza Lavine han llegado a un acuerdo con el apoderado de matadores y empresario, el licenciado Sergio Argüelles Narváez para realizar una importación de vientres, sementales y pajuelas de España de una de las más reconocidas e importantes ganaderías de la península para así manejar dos líneas. Una con el encaste Saltillo y, la otra, con el encaste Parladé.

Por lo tanto, los resultados de esta nueva importación se verán reflejados hasta dentro de 3 o 4 años, en tanto que actualmente ya se pueden ver en sus potreros erales y novillos listos para ser lidiados en cualquier plaza de la geografía taurina del país.