NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Someten a EL GALO a una segunda operación, programada, tras grave cornada
Someten a EL GALO a una segunda operación, programada, tras grave cornada

Someten a EL GALO a una segunda operación, programada, tras grave cornada

El novillero yucateco André Lagravere ‘El Galo’ fue sometido ayer a una segunda operación programada, luego de la grave cornada rectal que sufrió mientras actuaba en la Plaza México el pasado domingo.

El parte médico del torero, que cayó herido durante la lidia del primero de la tarde, dice en su parte medular: ‘En la enfermería se encontró una cornada pararrectal que desgarra el esfínter anal y que presenta dos trayectorias. Fue intervenido quirúrgicamente encontrando lesión parcial del esfínter anal con una cornada de trayectorias una de 15 centímetros ascendente pararrectal y la segunda, de 20 centímetros por delante del glúteo, que diseca tejido celular subcutáneo y músculos de la región’.

‘Dada la magnitud de la lesión se decide hacer una cirugía de control de daños. Se efectúa una anoplastía con esfinteroplastía, limpieza quirúrgica y colocación de sistema de presión negativa. Se programa a nuevo procedimiento quirúrgico para una reexploración y manejo definitivo’.

El diestro galo Michel Lagravere, padre del novillero herido, comentó que: ‘Pudo ser peor. Aunque es grave el percance y muy doloroso la primera operación a la que fue sometido resultó exitosa y esta segunda seguramente también lo será’.

‘A André lo que más le duele es que perderá varias fechas. En cuanto despertó de la anestesia le preocupaba no poder actuar este fin de semana en Monterrey. Los médicos se sorprendieron del hecho de que volvió al ruedo a pasaportar a su enemigo porque la cornada fue grave y dolorosa’, agregó el torero francés, que no descarta que esta misma semana puedan volar a Mérida, Yucatán a continuar con la rehabilitación.

Sobre la fecha de reaparición de André, dijo que: ‘Todo dependerá de él, de cómo se sienta, claro, siempre y cuando la cornada evolucione de manera favorable’.

Al cierre de esta edición, el novillero continuaba en el quirófano.