Inicio » Noticias » ¡Sufre Karla de los Angeles el susto de su vida!
¡Sufre Karla de los Angeles el susto de su vida!

¡Sufre Karla de los Angeles el susto de su vida!

La profesión de torero no es sencilla.

Cada tarde de corrida, sea la plaza que sea, todos los que visten de luces, hombres y mujeres, entran por su propio pie pero no saben si saldrán de la misma forma.

El pasado lunes en la población tlaxcalteca de Emiliano Zapata, la valiente novillera Karla de los Angeles, quien tomará la alternativa el próximo mes en la Plaza México, cortó una merecida oreja, sin embargo, sufrió fuertes golpes que le propinó su astado.

La torera salió por su propio pie pero conforme transcurrieron las horas, la molestia fue en aumento y de repente el susto grande… No se podía mover.

‘Pensé que me quedaría paralítica’, reconoce la torera, quien hace un recuento de lo que ocurrió el pasado lunes.

‘El percance llegó en el primer tercio. Ya había toreado con sabor a la verónica. Quise torear por chicuelinas y tafalleras, pero sólo pude conseguir una chicuelina, además me salió bonita, pero cuando intenté la tafallera el toro de De Haro me embistió y en el suelo sentí un golpe muy duro en la cadera, de lado izquierdo.

‘La verdad es el golpe más fuerte y doloroso que he sufrido, y quiero aclarar que también me han pegado cornadas, pero ese es el dolor más intenso que he experimentado en mi vida.

‘Cuando me hicieron el quite me percaté que no me podía levantar. Llegó el matador El Zapata y me auxilió junto con las cuadrillas. El maestro me levantó y me ayudaron a llegar al burladero.

‘En el trayecto de donde el toro me embistió al burladero pensé que tenía una fractura de cadera o algo así, sentía un dolor intenso, que me quemaba por dentro.

‘Afortunadamente, me incorporé y pude volver a la cara del toro. No lo pensé dos veces y volví a torearlo. Al final, mi esfuerzo se vio recompensado con el corte de una oreja, un apéndice más a toros de De Haro, ganadería en la que me siento como en casa, porque he toreado mucho de esa procedencia y me hacen sentir torera.

‘Terminado el festejo y una vez que el golpe se enfrió el dolor se duplicó y simplemente dejé de caminar, no me respondían las piernas.

‘De emergencia fui al hospital y después de estudios y radiografías descartaron la fractura. Todo quedó, Bendito Dios, en puros golpes.

‘Este miércoles me dieron de alta. Me siento bien y comprendo que es parte de la profesión que elegí y que me apasiona. Afortunadamente voy a poder cumplir con todos mis compromisos’, asegura la torera.

Aunque tiene una serie de fechas firmadas, indiscutiblemente la más importante es la del 28 de diciembre, en la Plaza México, donde dejará las filas novilleriles para tomar la alternativa y convertirse en matadora de toros. Tendrá como madrina a Hilda Tenorio y como testigo a Lupita López, con toros de De Guadiana.

Tras las declaraciones de la torera, se comprueban dos cosas. La primera, que el toro le embiste al valiente que se le ponga enfrente sin importar su condición y segundo, que la vocación decidida de un torero, tampoco es cuestión de género… Al final, por eso, los que visten de luces merecen todo nuestro respeto.

 

*Foto* El momento del percance y la salida del hospital de Karla de los Angeles tras ser dada de alta.