NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / “Tengo que triunfar”, dice Edgar Badillo, quien estrena apoderado
“Tengo que triunfar”, dice Edgar Badillo, quien estrena apoderado

“Tengo que triunfar”, dice Edgar Badillo, quien estrena apoderado

Plenamente ilusionado y motivado, además de estar más que cierto de la responsabilidad que implica el torear en la Monumental Plaza México, está el novillero zacatecano Edgar Badillo, quien este domingo 19 de julio va como primer espada en el segundo festejo de la Temporada Chica de Verano 2015. Además lo hará con nuevo apoderado, en la persona de Othón Ortega, con quien recién llegó a un acuerdo para que sea el tlaxcalteca quien lo represente.

“Espero que se den bien las cosas para alcanzar un triunfo que me dé la fuerza suficiente para buscar una alternativa con todos los merecimientos, pero antes hay que salir a demostrarlo el domingo”, comentó convencido el torero.

Antonio recordamos que debutó en la Monumental Plaza México el 7 de julio de 2013 lidiando ganado de San Marcos en un festejo de selección en el que logró cortar una oreja. Luego vinieron otras cuatro apariciones en las que sólo salió al tercio en dos oportunidades. Ahora va por su sexta aparición y la que cree será la definitiva en su carrera pues argumenta que para este festejo “me siento más centrado, más maduro, muy seguro de lo que quiero y con enormes deseos de lograr el triunfo pues igualmente ya estoy empezando a sentir la presión de la familia, el apoderado y la empresas. Por ello tengo que salir a triunfar este domingo”.

¿Estás convencido de estar listo ya para tu doctorado?

“Se está armando pero primero que todo salga bien el próximo domingo para demostrar que soy capaz de dar ese paso, con cinco años ya como novillero y a diferencia de otras ocasiones ahora mi preparación ha sido a base de torear toros a puerta cerrada, sin descuidar por supuesto su entrenamiento técnico y físico”.

Con el compromiso de este domingo, Edgar llegará a cuatro novilladas toreadas en lo que de este año, siendo las anteriores en Jerez, Zacatecas, donde cortó una oreja y otras dos apariciones en Tampico, Tamaulipas, logrando obtener dos apéndices más.