Inicio » Resultados de festejos » Todos a hombros en Arévalo
Todos a hombros en Arévalo

Todos a hombros en Arévalo

FECHA: 4 de julio de 2015

LUGAR: Plaza de Toros de AREVALO (AVILA).

ENTRADA: Media plaza.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas); Juan Diego (palmas y dos orejas); y Miguel Ángel Perera (dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos tras indulto).

GANADERIA: Toros de Luís Terrón (1 y 4), Domingo Hernández (2, 5 y 6) y Garcigrande (3).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 10, de nombre Orinegrito: De salida FORRO (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y BELUGA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y un rejón de muerte y descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 43, de nombre Nublito: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas RONCO (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (2 cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: CHURUMAY e ICARO.

COMENTARIO: Consiguió retomar Pablo la senda del triunfo tras dos corridas en blanco de Puertas Grandes y lo hizo en una plaza que siempre se la ha dado bien como es la de Arévalo, donde cuenta sus actuaciones con puertas grandes. Seis de seis.

Noble toro de Luís Terrón el que abrió la tarde de la primera de feria en Arévalo y con el que Hermoso de Mendoza estuvo a buen nivel, aunque al conjunto le faltó algo de transmisión a unos tendidos que también parecieron acusar el calor. Lidia que comenzó Pablo debutando a FORRO, un caballo nuevo que no es de su hierro y con el que paró con solvencia los ímpetus iniciales de este Orinegrito. Bien el caballo que no acusó ni la presencia del toro, el peso del escenario y que se arrimó a la hora de la reunión. Precisamente, otro caballo que debutó aquí el año pasado y que ya está consagrado como gran caballos de banderillas, BERLIN, fue quien abrió tercio de banderillas y quien mostró sus evoluciones toreando de costado y dejando tres muy buenas banderillas, pero como está pasando muchas tardes, poco disfrutadas en el tendido. Más transmisión y emoción transmitió BELUGA con un toreo más frontal y muy expresivo, asomándose a los pitones en cada reunión y metiéndose al toro en los mismos pechos. Un toreó muy parecido a lo que continuó haciendo PIRATA en una rueda de cortas con mucha continuidad, con un toro que embestía con fijeza y en las que Pablo apenas pudo salir de una suerte para meterse en otra. En los medios fue donde ejecutó la muerte suprema y enterró un rejonazo hasta el mismo mango, pero un tanto perpendicular y que no hizo efecto, por lo que necesitó de un golpe de descabello antes de acabar con el astado.

Como viene siendo tónica general en esta temporada, Hermoso volvió a triunfar con el toro más complicado del lote. Las hechuras ya anunciaban que no iba a ser fácil y así resultó. Solo el buen hacer de los caballos arrancaron las orejas e hicieron que el astado fuese mejorando en su comportamiento. NAPOLEON fue quien más dificultades encontró, pero con una faena de mando y de dominio hizo que el tercio resultase con un saldo positivo. La sorpresa agradable fue RONCO, que nunca había tenido una situación tan exigente y la solventó con muy buena nota, arrimándose al toro que esperaba reservón y marcando los tiempos de la banderilla de forma precisa. Más experimentado DALI, también se adueño de una situación en la que el toro también iba acusando el esfuerzo y se comenzaba a dar por vencido. El alazán volvió a hacer las delicias del público con su amplio repertorio y arriesgo en piruetas, dando una muy ajustada entre toro y tablas de la que salió con limpieza. PIRATA cerró con dos banderillas cortas y sobre todo con un magistral par a dos manos donde el toro puso de lo suyo echando la cara en lo alto buscando más a Pablo que al caballo. Cuadró en lo alto y salió toreando con la mano en el testuz del toro. Muy despacio marcó los tiempos para la suerte suprema, esperó a que el toro se le viniese y cuando estaba en el estribo, soltó el jinete el rejonazo para hacer doblar al toro al instante y obtener dos merecidas orejas.