Inicio » Resultados de festejos » Todos triunfan en Autlán de la Grana
Todos triunfan en Autlán de la Grana

Todos triunfan en Autlán de la Grana

FECHA: 14 de febrero de 2015

LUGAR: Plaza de toros Alberto Balderas de AUTLAN DE LA GRANA (JALISCO)

ENTRADA: No hay billetes.

RESEÑA: Joselito Adame (oreja y oreja); Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas); y Javier Tapia “Calita” (oreja y silencio).

GANADERIA: Toros de Rosas Viejas (1, 3, 4 y 6) y Teófilo Gómez (2 y 5).

CABALLOS:

Primer toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, de nombre Socio, número 267, 486 Kg: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y HABANERO (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos y dos rejones de muerte.

Segundo toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, de nombre Tocallo, número 107, 520 Kg: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DUENDE (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par a dos manos, una rosa y un rejón de muerte).

OTRO CABALLOS DESPLAZADOS. BERLIN, CHATMAC Y DALI.

COMENTARIO: Comenzaba la Feria del Carnaval de Autlán de la Grana y lo hizo con una víspera pasada por agua que dejó el ruedo en unas condiciones que por la mañana eran preocupantes. El buen trabajo de los operarios y del propio equipo de Pablo, hizo que el ruedo estuviera en buenas condiciones, aunque no óptimas, porque era casi imposible por las circunstancias, pero quedó bastante bien.

A esa dificultad, hay que unir lo reducido del anillo y ambas cosas juntas para el toreo a caballo son un problema más que notable. No obstante, el toro que abrió plaza tuvo buen son y su temple permitió que Pablo y los caballos que utilizó rayasen a un gran nivel y firmaran posiblemente la mejor faena de la temporada americana hasta la fecha. Porque esa cadencia del toro permitía a CHURUMAY doblarse con ajuste, sin importar el estado del piso, porque el toro se rebosaba por la cola del caballo y este se podía gustar y arrimar en cada recorte. Con el primer rejón de castigo el toro se fue a tablas, pero también por ahí tuvo su lidia y es la que le dio un nuevamente sensacional DISPARATE. Pudimos ver lo mejor de un caballo que está acusando el nivel de toros que está lidiando en estos meses, pero que con este de Teófilo Gómez dio lo mejor de sí, ajustando los galopes de costado y cerrando terrenos en la hermosina que volvió a emanar de sus cuartos traseros y a llenar de gozo y toreo los tendidos. Se sintió el caballo fuerte en todos los terrenos a la hora de afrontar la banderilla y dejó los tres palitroques al estribo. Las piruetas de HABANERO, también fueron muy celebradas y mantuvieron alto nivel de la lidia, cerrando terrenos en cada una de ellas y dejándose ver en la llegada en el centro del ruedo para la banderilla. Agarró tres banderillas cortas sobre PIRATA y las fue dejando en cada vuelta, la primera en el tercio, la segunda un tanto más cerrado y la tercera ya pasando por terrenos imposibles a donde el toro poco a poco se iba metiendo. Pero no terminó ahí, porque luego vino un gran par a dos manos, en el tercio, dando el pecho y reuniendo al estribo para luego salir desplantándose con “telefonazos”. Hasta aquí una gran obra que había que ponerle una buena firma y los trofeos caerían de la alforja del estellés, aunque una vez más, Pablo pinchó al primer intento y dejó un rejón trasero y bajo al segundo, cambiando la algarabía de los tendidos por ese silencio tan injusto.

Malas perspectivas dejó el segundo toro de su lote cuando saltó a la tierra negra del coso. Un toro alto, sin fijeza y lo peor en un ruedo tan chico, muy andarín. En ningún instante hizo por fijarse en CHURUMAY que solo consiguió alguna carrera cruzándose en su trote sin fijeza o cuando después de los hierros salía sueldo doliéndose del castigo, incluso había ocasiones en las que galopaba paralelo al caballo como si le echase una carrera. Como decimos sin mucho ánimo en los tendidos comenzó el tercio de banderillas con DUENDE, que fue poco a poco subiendo la temperatura del tendido con los preparativos de las banderillas bailando al son de la música local  e insistiendo tanto en la cara del toro que ya no le quedó otra que embestir. Terminó su actuación con una larga y templada carrera de costado al hilo de las tablas, que hizo que la faena cambiara. Por qué para cambio radical el que dio el toro ante la muleta que le puso VIRIATO. Parecía que el caballo se había cosido los pitones a la barriga, al estribo del jinete y ahí llevaba al toro, dando la vuelta al anillo, sin espacio real entre testuz y caballo y volviendo al tendido loco. Un VIRIATO crecido y redondo, que pronto vio el galope del toro y lo encajó a su velocidad justa para firmar un tercio inolvidable. Reconocimiento del público y del propio jinete a VIRIATO en su retirada al patio, como luego se lo llevaría un PIRATA que también estuvo bordado en tres banderillas cortas colocadas sin detenerse, con el toro embistiendo y en el centro del ruedo todo el ramillete. Parecía que iba a cerrar con el par a dos manos de lujosa ejecución y colocación, pero a petición del respetable colocaría una rosa para cerrar. Ahora el rejón sí entró entero y en buen sitio y las dos orejas pedidas por el público cayeron de manos de Hermoso de Mendoza.