Inicio » Resultados de festejos » Tres orejas y un rabo a Pablo en coso español de Cabra, Córdoba
Tres orejas y un rabo a Pablo en coso español de Cabra, Córdoba

Tres orejas y un rabo a Pablo en coso español de Cabra, Córdoba

FECHA: 7 de septiembre de 2.014

LUGAR: Plaza de Toros de CABRA (CORDOBA).

ENTRADA: Casi lleno.

RESEÑA: Fermín Bohórquez (oreja y ovación); Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas y rabo); y Manuel Manzanares (oreja y dos orejas).

GANADERIA: Toros de Arcadio Albarrán.

CABALLOS:

Primer toro de la Ganadería de Arcadio Albarrán, número 68: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte y tres decabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Arcadio Albarrán, número 51; De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y HABANERO (dos banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres banderillas cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

CABALLOS DESPLAZADOS: BERLIN, BELUGA, DALI y DUENDE.

COMENTARIO. Debutaba Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de Cabra, en la provincia de Córdoba y lo hizo con enorme expectación en los tendidos y con un gran resultado final, ya que salió por la puerta grande después de obtener su tercer rabo de la temporada.

También debutó la ganadería de Arcadio Albarrán que dio buen juego salvo los dos primeros, toros de cinco años, que desarrollaron mucho sentido y peligro. El resto fue colaborador aunque apagándose a medida que la lidia avanzaba.

En el primero un toro con micha “guasa”, el navarro lo paró montando a NAPOLEON con el que puso dos rejones de castigo. DISPARATE pechó en banderillas con las malas condiciones del toro, pero lo fue metiendo en vereda y aprovechando las pocas oportunidades de lucimiento que el toro prestaba. Banderillas cortas con PIRATA y un rejón de muerte que parecía suficiente pero necesitó de descabello y obtuvo una oreja.

El quinto de la tarde, ya noche, tuvo más calidad, aunque se fue apagando y llegó al último tercio muy parado. A pesar de ello, PIRATA se echó el tercio a los lomos y como el toro no tenía movilidad, el se metió en sus terrenos en banderillas cortas y ciñó hasta lo imposible en un par a dos manos, también de las cortas antes de dejar un rejonazo mortal de necesidad. Antes CHURUMAY paró las primeras y continuas embestidas del Albarrán para dejar al toro templado y que CHENEL hiciera las delicias del público sobre todo cuando se metió por los adentros para rematar un galope de costado. HABANERO puso el broche final a las banderillas largas con dos buenas reuniones y con varias piruetas en la que tenía que provechar la poca embestida que el toro tenía para esas alturas. Todo hizo en conjunto una lidia muy del gusto del buen público cordobés, que ante el desarrollo de la lidia y ante la forma con que Pablo terminó con el astado, se entregaron en la petición de los máximos trofeos que al final la presidencia concedió.