Inicio » Resultados de festejos » Triunfal reaparición de Ponce en la México; también lucen Sánchez y Llaguno
Triunfal reaparición de Ponce en la México; también lucen Sánchez y Llaguno

Triunfal reaparición de Ponce en la México; también lucen Sánchez y Llaguno

Enrique Ponce regresó a la Plaza México en plan triunfal y salió a hombros después de desorejar al primero de su lote.

El valenciano alternó con Juan Pablo Sánchez, quien le cortó una oreja a toro de regalo y con Juan Pablo Llaguno, quien confirmó la alternativa para dejar un grato sabor de boca.

El coso registró una gran entrada. Se lidiaron toros de Teófilo Gómez, bien presentados pero faltos de bravura y fuerza en términos generales.

El primero de Ponce se llamó ‘Liberador’. El valenciano se percató casi desde su salida que le presentaría una serie de problemas.

Con la muleta dictó cátedra del arte de lidiar reses bravas. Cuajó un trasteo poderoso, templado y artístico a un burel con el que parecía prácticamente imposible encontrar lucimiento alguno, pero Ponce, maestro consagrado, incluso se dio el lujo de trazar el muletazo de su invención que comienza con la pierna flexionada.

Certero con el acero cortó, merecidamente, las dos orejas. La afición, de pie, le aplaudió a rabiar.

Está claro que la México y Ponce viven un intenso romance.

La tarde de este domingo el valenciano se reconcilió con la afición mexicana… Y quien ha estado enamorado sabrá que siempre las reconciliaciones son especiales.

El segundo de su lote fue infumable. Desarrolló genio y sentido. Ponce, en lugar de abreviar, con gran profesionalismo le buscó por todos lados. Se tiró a matar con habilidad y fue ovacionado.

SÁNCHEZ Y LLAGUNO

Juan Pablo Sánchez estuvo muy por encima de su lote, que pocas posibilidades de triunfo le dio.

Regaló uno, de la misma procedencia, con el que logró muletazos de extraordinario mérito porque ese astado tampoco fue bueno. Sin embargo, Sánchez no se arredró y con base en arriesgar el físico logró un valioso apéndice.

Llaguno, quien sumó apenas su segunda corrida como matador de toros, resultó ser una gratísima revelación.

Ante su débil primero se le notó asentado y con la cabeza clara. No hay que olvidar lo que decía el gran Rodolfo Gaona ‘el toreo es de entendederas’. Y el diestro queretano demostró una gran claridad de ideas. No se notó que le pesara el compromiso.

Pudo cortarle una oreja al astado de la ceremonia pero falló con el acero.

En su segundo volvió a ratificar que en él puede haber un torero importante. Ese astado pocas opciones le dio para el triunfo clamoroso.

Abrió plaza Emiliano Gamero, quien fue ovacionado tras lidiar un burel de Rancho Seco.

De momento no hay cartel oficial para el próximo domingo.

En breve, la empresa lo dará a conocer.

(FOTO, ANGEL SAINOS)