Inicio » Resultados de festejos » Triunfos de Delgado, Hermoso y Espinosa, en SALTILLO
Triunfos de Delgado, Hermoso y Espinosa, en SALTILLO

Triunfos de Delgado, Hermoso y Espinosa, en SALTILLO

FECHA: 2 de mayo de 2015

LUGAR: Plaza de Toros Fermín Espinosa “Armillita” de SALTILLO (COAHUILA).

ENTRADA: Dos tercios.

RESEÑA: Cayetano Delgado (oreja); Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas); Alejandro Amaya (silencio y silencio); y Fermín Espinosa “Armillita IV” (silencio y dos orejas).

GANADERIA: Novillo de D’Guadiana (1) y toros de Julio Delgado (2 y 5) y Hermanos Armilla (3, 4, 6 y 7).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Julio Delgado, número 255, 450 Kg, de nombre Pepín: De salida SANCHO (2 rejones de castigo); en banderillas JANUCA (2 banderillas), CHOCOLATE (1 banderilla) y DALI (1 banderilla); y para el último tercio ICARITO (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Julio Delgado, número 309, 470 Kg, de nombre Navarro: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DUENDE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio ICARITO (3 cortas, una rosa y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: BELUGA.

COMENTARIO: Llegó Pablo a las tierras norteñas a cerrar esta gira 2015 y que lo hará en las localidades de Saltillo y Monterrey. En esta primera ocasión la cita fue en la Plaza Armillita de Saltillo, donde el estellés volvió a tener un triunfo de Puerta Grande y volvió a deleitar al público saltillense, que en una fecha muy complicada por los diversos eventos que había en la ciudad, se volvió a mostrar fiel con el caballero y llegó en un buen número a la plaza.

La primera oreja de la tarde vino en su primero al que paró montando a SANCHO con quien lidió los buenos momentos del toro de salida. El caballo se enganchó muy bien el toro a la cola y lo toreó en redondo de forma muy templada, aprovechando su cadencioso y noble galope. Dio el pecho toreando en las reuniones y dejándose llegar al toro muy cerca. JANUCA también pudo disfrutar de las bonanzas de un toro al que llevaba pegado a la cola o al cuerpo, según la ocasión y según los terrenos hasta colocarlo en suerte y así abrir tierra de por medio para realizar la suerte de la banderilla. CHOCOLATE, colocó una tercera banderilla, muy ajustada y dio entrada a DALI que una vez más dejó la impronta de su experiencia y calidad y con una sola banderilla llenó el ruedo de torería y emoción con sus diferentes suerte. El talismán ICARITO lo volvió a ser en esta ocasión con un Pablo certero con las banderillas cortas y descolgado y emotivo en los desplantes del teléfono, preparativo de un nuevo rejón de muerte certero que hizo doblar al toro y ganar la primera oreja, con petición de la segunda.

El triunfo de dos orejas fue en su segundo astado, alto de cruz y que salió avanto y despistado, sin mostrar afinidad ninguna hacia CHURUMAY. Lo intentó varias veces el caballo, cruzándose con el toro en sus huidas sin rumbo fijo para dejar Pablo el rejón de castigo, pero no había ocasión de reunirse con él. En una de esas dejó el castigo y a partir de aquí el toro cambió y fue una máquina de embestir y de temple. Entonces se pudieron ver los mejores doblones de CHURUMAY, toreando en una moneda y saliendo el astado rebosado en su cola. DUENDE también lució en banderillas mostrando el pecho en las reuniones y toreando de costado, llevando metido en la cola al astado que galopaba templado a las órdenes del equino. Ante la buena galopada del toro, Pablo volvió a apostar por DALI y así realizar esas piruetas ante un toro que se le iba a venir en cada ocasión y acertó de pleno, porque el caballo primero citó, luego mando y luego remató con los giros, haciendo que el tendido se le entregara totalmente. Cerró con las banderillas cortas, una tras otra, sin dejar el toro de embestir y sin tiempos muertos entre ellas, montando a ICARITO y dejándose llegar al toro hasta el estribo, alargando la suerte con una rosa más y dejando un rejón en todo lo alto que hizo que el toro doblase sin puntilla a los pocos instantes. Alegría en los tendidos y doble trofeo que ahora el juez si concedió, cerrando así una gran tarde de Hermoso de Mendoza.