Inicio » Resultados de festejos » Triunfos de Saldívar, Talavante y Campo Real en la Plaza México
Triunfos de Saldívar, Talavante y Campo Real en la Plaza México

Triunfos de Saldívar, Talavante y Campo Real en la Plaza México

La tercera corrida de la Temporada Grande Internacional 2014-2015 en la Monumental Plaza México, que registró una regular entrada en tarde fresca, y tras casi tres horas y media de duración del festejo, su parte final fue la que salvó la función con los triunfos de Arturo Saldívar al desorejar al sexto y Alejandro Talavante hacer lo propio a un octavo de regalo, muy bueno, de la dehesa de Campo Real.

Se lidiaron siete toros, uno de ellos de regalo, de la ganadería de Marrón, acusando en general poca fuerza y falta de raza. El cuarto fue protestado por falta de presencia. Sobresalió el sexto. Y un octavo de obsequió, de Campo Real, muy bueno, que no supo ver el juez de plaza para premiarlo con un arrastre lento.

El espada aquicalidense ARTURO MACÍAS en el toro que abrió plaza lanceó bien a pies juntos y en los medios instrumentó ceñidas chicuelinas, además de quitar valerosamente por salltilleras. Pasado el segundo tercio, el subalterno de a pie Alejandro Prado se desmonteró. Con la muleta, a un ejemplar de poca fuerza, sin emoción pero sin con nobleza, le cuajó una faena yendo a más el torero y el toro a menos, contándose series templadas y bien trazadas por ambos lados, además de su toreo en redondo, intercalando los pases de trinchera, de pecho, el cambiado por la espalda y el desdén. Manoletinas para cerrar, el de la firma y el forzado de pecho, con valiente desplante para matar de estocada, doblar el marroneño que levantó el puntillero y tardar más en entregarse. Finalmente fue ovacionado en el tercio tras un aviso.

A su segundo, que desde su salida fue protestado por falta de presencia y que no tuvo ni emotividad ni raza, lo lanceó con voluntad, sobre todo en un quite por gaoneras, pero parte del público protestaba de manera airada. Con la sarga lo intentó Macías pero el toro no obtuvo la debida colaboración. Terminó por abreviar, culminó de pinchazo y estocada, el astado dobló, se lo volvió a parar el puntillero y la inconformidad del público arreciaba. Acabó el suplicio del diestro y todo se redujo a silencio.

En el séptimo de obsequio, de la misma ganadería titular de Marrón, estuvo empeñoso con el capote, principalmente en un vistoso y variado quite recurriendo a la chicuelina, la tafallera y la caleserina. Con la tela escarlata, a un ejemplar sin clase y de embestidas descompuestas, le expuso, le pisó los terrenos y siempre estando por encima del toro, le sacó muletazos meritorios a pesar del desangelar del torero, no obstante, reiteramos, su más que clara porfía. Terminó de estocada entera para ser ovacionado.

En el primer astado de su lote, el diestro extremeño ALEJANDRO TALAVANTE veroniqueó de manera estupenda y también dejó ver su arte en un vistoso quite por tafalleras. Su labor muleteril, luego de haberse estrellado de fuerte manera el toro en el burladero de matadores, quedando mermado de facultades aunque sin conservó su nobleza al embestir, lo que duró poco, ello no fue óbice para que el torero empezara su labor por el lado izquierdo con pasajes de buen toreo, pausado y artístico. Por el derecho no tuvo suerte y optó, visiblemente molesto, por terminar de tres pinchazos y estocada, siendo aplaudido.

En su segundo veroniqueó con buen ritmo y cadencia a pies juntos y lo mismo hizo en un quite por chicuelinas. Con la franela, a otro burel descastado, por más que lo intentó Talavante simplemente no se pudo apuntar algún pasaje de lucimiento. Finiquitó de dos pinchazos y dos golpes de descabello para tener silencio.

En el octavo de regalo, de nombre “Queretano” de la dehesa de Campo Real, de mucha calidad, jugó bien los brazos en tersos lances a la verónica a pies juntos y de forma lucida, estética y artística quitó en los medios por chicuelinas. Con la pañosa empezó en la zona de tablas con suaves muletazos de rodillas y por bajo que encendieron el ánimo del público para luego de pie correr la mano por derechazos y rematar con la arrucina, seguida de otra por templados naturales que inició con vitolina y molinete. Un trincherazo y sin enmendar el terreno ligar el cambio de mano por la espalda para engarzar más naturales sensacionales. Más toreo atemperado y de gran trazo por el derecho, salpicando con más detalles toreros de mucha inspiración, joselillinas para abrochar su obra taurina y culminar de pinchazo y estocada trasera y desprendida. El toro tardó en doblar y a pesar de ello le concedieron dos orejas cuando tuvo que haber sido un apéndice, por lo que ambos trofeos los depositó en manos de su cuadrilla para dar triunfal vuelta al ruedo y al final salir en hombros junto con su alternante Arturo Saldívar por la Puerta Grande de “El Encierro”. El toro que fue muy bueno, se le olvidó al juez de plaza premiarlo.

El matador también aguascalentense ARTURO SALDÍVAR en el primer burel que le tocó en suerte nada logró con el capote de inicio y se superó en un quite por chicuelinas. Su quehacer de muleta, a un ejemplar soso y sin casta, le alcanzó a “robar”, con voluntad, algunos muletazos sueltos por los dos perfiles. Le pisó los terrenos con determinado empeño pero el animal no respondía. Acabó de pinchazo y estocada desprendida, además de cuatro golpes de descabello, el toro dobló solo. Fue silenciado su trasteo tras un aviso.

En el que fue su segundo, llamado “Machete”, luego de bregarlo, en los medios le endilgó ceñidas chicuelinas que remató con el manguerazo de Villalta. Con la muleta, a un ejemplar soso, que se empleaba con docilidad y nobleza, le cuajó una faena de mucho mérito, pues supo entender las condiciones del de Marrón. Derechazos, naturales, toreo en redondo, adornos de evidente arte, recreándose en toda la escena, para matar de estocada trasera y caída, muy defectuosa, siéndole por ello otorgadas las dos orejas, la segunda de ellas benévola, injustificada.

 

FICHA: MÉXICO, Distrito Federal. Tercera corrida de la Temporada Grande Internacional 2014-2015. Monumental Plaza México. Entrada: Regular en tarde fresca. Siete toros de Marrón, uno de ellos de regalo, faltos de fuerza y de raza en general, sobresaliendo el sexto. Y un octavo de obsequio, de Campo Real, muy bueno y que le pasó de noche al juez. Arturo Macías: Al tercio tras un aviso, silencio y ovación en el séptimo de regalo. El badajocense Alejandro Talavante: Palmas, silencio y dos orejas, la segunda benévola, en el de regalo de Campo Real. Arturo Saldívar: Silencio tras un aviso y dos orejas, la segunda benévola. El banderillero Alejandro Prado saludó desde el tercio en el primer toro.

Foto: Salieron a hombros Arturo Saldívar y Alejandro Talavante. (Cortesía Angel Sainos)