Inicio » Resultados de festejos » Una oreja al toreo clásico y artístico de José Garrido
Una oreja al toreo clásico y artístico de José Garrido

Una oreja al toreo clásico y artístico de José Garrido

Por MIGUEL ANGEL BOLIO, enviado/ Foto de EFRÉN GONZÁLEZ

ZACATECAS, Zacatecas. Sábado 16 de septiembre.- Tuvo lugar la tercera de las cinco corridas que la empresa “Zacatecas, Tierra de Toros” ha montado dentro de la afamada y tradicional Feria Nacional de Zacatecas 2017 y en este festejo ha resultado triunfador el diestro badajocense José Garrido al cortar la única oreja del festejo gracias a su tauromaquia llena de clase y arte. Sus alternantes, Fermín Rivera pudo haber cortado un apéndice, en tanto Antonio Romero y Diego Silveti se fueron de vacío.

Una vez hecho el paseíllo, se guardó un solemne minuto de silencio a la memoria de don Arturo Prado, quien fuera destacado banderillero y quien perdiera la vida el reciente viernes en la ciudad de Aguascalientes a los 78 años de edad.

Ante poco más de media entrada en el coso Monumental, en tarde de cielo despejado y clima agradable, se lidiaron nueve astados siendo siete de la ganadería titular de Begoña y dos de la dehesa hermana de Santa Teresa, siendo de los begoñeses buenos el tercero y el noveno, de regalo, mientras que el cuarto, de Santa Teresa fue el mejor y se le aplaudió en el arrastre.

Abrió plaza el diestro potosino FERMÍN RIVERA, quien se mostró voluntarioso con el capote. Con la muleta, al toro de Santa Teresa, poco rajado pero manejable, le realizó una faena muy torera por ambos lados pudiéndole de verdad. El astado se acobardó al final y aun así Fermín  acortó distancias para sacar muletazos meritorios. Terminó de tres pinchazos, estocada contraria y descabello, para tener silencio tras un aviso.

En su segundo, lo lanceó muy bien a la verónica y realizó un quiete corto por chicuelinas. De nueva cuenta tras el segundo tercio, se desmonteró el joven aspirante Carlos Martell. Con la muleta comenzó por alto para después a base de mucho aguante y valor realizó Fermín una faena de mucho mérito a un toro muy complicado, con pasajes muy importantes por ambos lados. Se metió entre los pitones y con gran determinación sacó uno a uno lances de relevancia. Terminó de estocada honda, desprendida, siendo aplaudido.

Al primer toro que le tocó en suerte, el matador anfitrión ANTONIO ROMERO, quien reapareció vestido de luces después de la grave cornada que sufrió en la pasada feria de la Cuaresma en la Monumental Plaza México, se limitó a bregar con atingencia. Tras el segundo tercio se desmonteró el aspirante a banderillero tlaxcalteca Carlos Martell. Con la sarga, Romero con un toro nada fácil, al que toreó muy en corto le hizo una faena valiente y dispuesta con las dos manos, demostrando sobretodo que mentalmente está recuperado del percance que lo tuvo alejado de los ruedos. Concluyó de certera estocada para ser aplaudido con leve petición de oreja que no fue concedida.

A su segundo, le jugó bien los brazos a la verónica. Luego de que dio una dar una marometa el toro y de que fue picado, el astado quedó muy mermado de sus facultades y se echó, ya sin poder incorporarse por lo que la autoridad ordeno apuntillarlo y cuando el puntillero se acercó a dar el cachetazo, el toro se paró, por lo que la autoridad cambió su decisión y le pidió a Antonio Romero que lo estoqueara. Así lo hizo y fue entonces cuando vino el desconcierto pues no se sabía si el toro ya contaba para Romero o se corría el turno. Finalmente contó como segundo de Romero y se anunció que le regalaban un noveno astado, acallando así la bronca que ya estaba encima.

Y en el noveno, de regalo, Antonio bregó con solvencia. Su labor con muleta a un toro que poco a poco fue metiendo en el engaño, le cuajó una faena plena de voluntad y disposición por ambos pitones, templando y mandando. Igualmente acortó distancias sacando muletazos uno a uno de mucho mérito, basando su trasteo por el derecho, además de intercalar adornos. Terminó con manoletinas ceñidas y finiquitó de pinchazo y estocada caída para ser aplaudido.

El espada guanajuatense DIEGO SILVETI  en el primer burel que le deparó el sorteo lo lanceó bien a pies juntos. Con la franela empezó doblándose para seguir con tandas de derechazos de menos más, haciéndolo igualmente por naturales ayudándose por el estoque simulado, siendo por ahí donde tuvo sus mejores momentos. Terminó con muletazos ayudados por alto y acabó de tres pinchazos, una estocada honda tendida y tres golpes de descabello recibiendo un aviso con palmas.

En su segundo, se dejó ver bien con el capote sobretodo en un quite por gaoneras. Brindó su labor muleteril al diestro retirado Eloy Cavazos y tras el inicio de su faena, cuando Diego toreaba por derechazos el toro hizo por él y lo prendió de manera espectacular y se le fue el aire al caer a la arena para regresar a la cara del toro con algo de desconcierto y sin lograr acomodarse en el resto de la faena. El toro era muy difícil por lo que terminó aliñando para matar de una estocada baja y dos golpes de descabello, siendo aplaudido.

El diestro extremeño JOSÉ GARRIDO en el primer ejemplar de su lote, de nombre “Mejorado”, de Santa Teresa, veroniqueó con buen gusto. Con la muleta, se dio a torear con mucho temple y largueza por el pitón derecho, en tanto que por el izquierdo tras dos estupendas series remató con el de pecho con un afarolado. Siguió en el mismo tenor con las dos manos haciendo gala de su buen toreo demostrando la gran valía que tiene como torero, pues lo hace con tersura, clase y calidad. Remató la faena de soberbia estocada que tan sólo ésta valía una oreja, pero la autoridad simplemente le otorgó un apéndice cuando el trasteo era de dos.

En su segundo, comenzó Garrido en la zona de tablas y de hinojos dando una larga cambiada y un farol y ya de pie lanceó a pies juntos. De nueva cuenta, terminado el segundo tercio, el chaval de Soltepec, Carlos Martell, fue solicitado en el tercio para agradecer una fuerte ovación. Con la franela, el torero extremeño, a base de consentir y de saber esperar al áspero toro, le logró cuajar una estupenda faena derechista de mano baja, atemperando e imponiéndose al “socio” a pesar de un susto sufrido. Hizo el toreo de verdad para acabar con pases ayudados por alto y mató de dos pinchazos y descabello, para escuchar palmas.

FICHA: ZACATECAS, Zacatecas. Tercera corrida de la Feria Nacional de Zacatecas 2017. Coso Monumental. Entrada: Poco más de media en tarde de cielo despejado. Nueve toros, siendo siete de Begoña y dos de su ganadería hermana de Santa Teresa. Los begoñeses complicados en términos generales destacando el tercero y el noveno de regalo. Y de los de Santa Teresa, el mejor fue el cuarto. Fermín Rivera: silencio tras un aviso y palmas. Antonio Romero: palmas, silencio y palmas en el de regalo. Diego Silveti: palmas tras aviso y palmas. El badajocense José Garrido: una oreja y palmas.