Inicio » Noticias » URGENTE, profesionalizar primeras atenciones y traslado del herido del ruedo a la enfermería… En TLAXCALA se hizo patente (*Fotos y video*)
URGENTE, profesionalizar primeras atenciones y traslado del herido del ruedo a la enfermería… En TLAXCALA se hizo patente (*Fotos y video*)

URGENTE, profesionalizar primeras atenciones y traslado del herido del ruedo a la enfermería… En TLAXCALA se hizo patente (*Fotos y video*)

El matador de toros JOSÉ LUIS ANGELINO, quien sufrió duros golpes durante la lidia del segundo de su lote, en el festejo de ayer en la Plaza Jorge Ranchero  Aguilar de Tlaxcala, podría salir mañana del hospital.

Afortunadamente, de muy duros golpes y contusiones, la cosa no pasó a mayores, pero pudo ser mucho peor.

Las imágenes del video de Tadeo Alcina, que comenzaron a circular en las redes, DEJÓ DE MANIFIESTO LA NULA PREPARACIÓN DEL PERSONAL dentro de la plaza de toros para poder hacer un traslado eficiente y efectivo del herido del ruedo a la enfermería.

Desde el momento mismo en que Angelino cayó  herido surgió el herradero. Todo mundo quiso ayudar al herido pero sin un método eficaz, de tal suerte que entre varios jalaban al torero de un lado a otro, los subalternos y alternantes incluido, pocos casi nadie con su capote. El burel corría libremente y cuando pretendían sacar de la arena al herido sintieron la presencia del toro y sin más soltaron al torero inconsciente que cayó de fea manera al ruedo. Con una lesión grave, quizá no la habría contado.

LA MÉXICO, A LA VANGUARDIA

De todas las plazas de nuestro país, la única que cuenta con una estrategia muy bien diseñada para dar las primeras atenciones médicas es la PLAZA MÉXICO, que tiene en el maestro RAFAEL VÁZQUEZ BAYOD a su Jefe de Servicios Médicos.

El médico militar en retiro ha implementado un interesante sistema para desalojar al herido del ruedo. Mucho de este trabajo se basa en los monosabios que están siempre al pendiente de las puertas y todo lo que acontece.

El doctor se ha preocupado por mantener actualizados a los monosabios de la México que están ampliamente capacitados para reaccionar ante esta primera contingencia, mientras que la labor de los hombres vestidos de luces, apoyados por sus capotes, se circunscribe a alejar al toro de la zona de emergencia.

El doctor, militar finalmente, hace una analogía del ruedo y un campo de batalla. En sus conferencias suele comentar que el torero trae ‘su arma’ que es el capote con el que tiene que mantener al enemigo (toro) en el otro lado del redondel para permitirle a los monosabios desaojar al herido… Los monosabios, bien organizados, saben colocar de la mejor manera al herido al tiempo que le ventilan todas las vías para que pueda respirar y llegar a la enfermería, donde los médicos ya le esperan.

Ojalá que todas las empresas del país se preocuparan por darle esta capacitación a los profesionales que colaboran con ellos.

A continuación, algunas fotografías de la manera en que desalojan a un torero lesionado en la México y la forma en que lo hacen en otros cosos, como sucedió el sábado en Tlaxcala: