NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Vueltas al ruedo de diferente valor en la SAN MARCOS
Vueltas al ruedo de diferente valor en la SAN MARCOS

Vueltas al ruedo de diferente valor en la SAN MARCOS

Por: MARY PAZ GONZÁLEZ

De algo si estoy plenamente segura, que lo sucedido este 29 de marzo, Domingo de Ramos, en la que fue sexta función de la Temporada Novilleril Internacional 2015 en el coso “San Marcos” de la ciudad de Aguascalientes, no pasará a la historia pues en general resultó tediosa, sólo con algunos pasajes plausibles de los tres espadas encartelados y dando dos de ellos los únicos recorridos al anillo, el alcarreño Curro de la Casa y el yucateco André Lagravére “El Galo”, aunque con diferente valor ambas vueltas pues mientras la del ibérico tuvo fuerza y la de meridano fue entre protestas, mismas que aguantó de manera estoica en su andar por la periferia del redondel.

En cuanto al otro alternante, el lagunero Gerardo Solís, pensamos que lo veríamos más puesto pero no fue así. Al principio se le notó desangelado y sin rumbo, a merced de los novillos y estuvo cerca de sufrir un serio percance, pero por voluntad y por ganas no quedó. Sin embargo, en una plaza como la “San Marcos” eso no es suficiente.

De esta manera, ante más de media entrada en los tendidos del coso sanmarqueño, en tarde de estupendo clima, se lidiaron seis novillos bien armados de la dehesa regional de Manuel Espinosa, que en términos generales se dejaron torear pero que adolecieron de falta de fuerza, sobresaliendo el que abrió plaza y el más complicado fue el que salió en cuarto lugar.

El espada de la comunidad castellana-manchega de Guadalajara, CURRO DE LA CASA, vio cómo su primer novillo saltó al callejón para luego regresar al ruedo y estar empeñoso con el capote. Buena vara del picador José de Jesús Prado y quitó Curro por tafalleras y caleserinas. Su faena de muleta la comenzó a un ejemplar que embestía con suavidad y nobleza toreándolo templadamente  por ambos lados, llevando al “socio” muy embebido en el engaño. Ligó el toreo en redondo en un palmo de terreno y sin enmendarlo para cerrar con pases ayudador por alto y por bajo. Terminó de estocada desprendida y ligeramente trasera además de cinco golpes de descabello para escuchar palmas cuando pudo haber cortado una oreja.

A su segundo lo veroniqueó de forma fenomenal hasta en una docena de tersos lances que remató con una media ceñida. Al intentar llevar el novillo al caballo sufrió un susto sin consecuencias y terminó quitando estéticamente por lances a pies juntos. Su trasteo con la sarga lo brindó al ganadero de la tarde, el matador de toros retirado Manuel Espinosa Acuña, para iniciar doblándose  toreramente. El novillo de poca fuerza, sin trasmisión y soso en su embestir, por lo que Curro le puso oficio, técnica y valor por los dos perfiles en una labor de mucha voluntad, sobresaliendo una serie de pases en redondo cerrado en tablas y en un palmo de terreno. Acabó de estocada tendida y algo trasera para ser llamado a dar la vuelta al ruedo con mucha fuerza.

El torero de Gómez Palacio, Durango, GERARDO SOLÍS, en el primero que le tocó en suerte se fue a los medios, cerca de las rayas del tercio y frente a la puerta de toriles para recibirlo con una larga cambiada de hinojos pero fue arrollado de manera espectacular. Se puso de pie para bregar y después quitar empeñosamente por gaoneras. Cubrió el segundo tercio con empeño. En su trasteo muleteril a un ejemplar de poca fuerza pero que se dejaba torear, aunque se acabó pronto, le costó trabajo tomarle la distancia. Se llevó un susto sin consecuencias y mejor se vio por el pitón derecho. El novillo se aplomó y aun así el torero le recetó una serie de manoletinas a cambio de otro mal rato. Mató de estocada caída para ser aplaudido.

A su segundo, aparentemente con mayor decisión, le endilgó de manera valerosa y entusiasta cuatro largas cambiadas de rodillas en los medios, cerca de las rayas del tercio y frente a la puerta de toriles. Ya de pie quitó con valentía por saltilleras y durante la cobertura del segundo tercio padeció otro susto. Con la franela comenzó con voluntad por el derecho pero vino otro descuido y cerca estuvo de sufrir una seria cornada en el muslo derecho. Gerardo seguía sin poder someter al astado, dando mantazos sin ton ni son. Se puso pesado con la espada y terminó escuchando palmas tras un aviso.

El novillero de la Península de Yucatán, ANDRÉ LAGRAVÉRE “EL GALO”, al primero de su lote lo lanceó con valor. El picador Juan Cobos ofició acertadamente con la vara. En el segundo tercio, el chaval de 15 años de edad se lució bien. Con la muleta, a otro ejemplar de poca fuerza, lo comenzó lidiando atinadamente con pases vaciando por alto para continuar templada y artísticamente por naturales e intercalando adornos. El astado que le iba con la cabeza suelta, sobre todo por el lado diestro, el jovencito supo atemperarlo con buen oficio aunque lo mejor de su trasteo fue por el izquierdo, aderezando su buen quehacer con un afarolado y el de pecho. Finiquitó de pinchazo y estocada ligeramente trasera para dar una vuelta al ruedo entre protestas de alguna parte del público.

Y en el que cerró plaza inició con una comprometida larga cambiada de hinojos al hilo de las tablas para de pie emplearse empeñoso con el capote. El tercio de banderillas lo cubrió invitando a Gerardo Solís para hacerse aplaudir. Su quehacer de muleta, previo brindis al empresario Ricardo Sánchez y a su hijo el matador de toros Juan Pablo Sánchez, “El Galo” a otro novillo de poca fuerza le puso más que voluntad por ambos perfiles y base de insistir le logró pasajes derechistas de mucho reposo y buen trazo, con evidente técnica. Terminó de estocada tendida de efectos retrasados para ser despedido entre aplausos.

FICHA: AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Sexto festejo de la Temporada Novilleril Internacional 2015. Coso “San Marcos”. Entrada: Más de media en tarde de agradable clima. Novillos de Manuel Espinosa, bien armados, dejándose torear en términos generales pero evidenciando poca fuerza. Destacó el primero y el más complicado fue el cuarto. El español Curro de la Casa: Palmas y vuelta al ruedo. Gerardo Solís: Palmas y palmas tras un aviso. André Lagravére “El Galo”: Vuelta al ruedo protestada y palmas. Los picadores José de Jesús Prado y Juan Cobos fueron ovacionados por buenas varas al primero y tercer novillos, respectivamente.