PLAZA MÉXICO: Pizarro, Urdiales y “El Payo”, con Barralva

La Temporada Grande Internacional 2015-2016 en la Monumental Plaza México llega la tarde de este domingo 29 de noviembre, a partir de las 16:30 horas, a su séptimo capítulo y para protagonizarlo la empresa ha encontrado un elenco torero más que interesante, de mucho atractivo y a pesar de que se diera una baja en el mismo pero que igualmente se repuso y muy bien por lo que la entrada en el gran coso de Insurgentes se espera que se una de las mejores en lo que va del serial mayor en la capital del país.

Así que previo permiso de la H. Autoridad y si el tiempo no lo impide harán el paseíllo, acompañados de las respectivas cuadrillas pertenecientes a la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros, los diestros, el anfitrión Federico Pizarro, quien hará su presentación en la actual campaña con la intención de mostrar su ya madura tauromaquia; el riojano Diego Urdiales, quien entró a la temporada sustituyendo al valenciano Enrique Ponce se ganó a ley su repetición accediendo a ella por el alicantino José María Manzanares y el queretano Octavio García “El Payo”, quien contraviniendo la recomendación médica, aparecerá en la campaña por segunda ocasión recordando que en su anterior aparición logró cortar un apéndice el pasado domingo 8 de noviembre.

Ellos habrán de lidiar un encierro bien presentado compuesto por ocho ejemplares, con 503 kilos de promedio, procedente del rancho El Raspiño, donde se ubica la ganadería de Barralva, casa de la divisa en azul celeste, amarillo canario y rosa, propiedad de los señores Luis Ángel y José Ramón Álvarez Bilbao, vecinos del municipio queretano de Santa Rosa Jáuregui y las siguientes son sus características:

Es el toro marcado con el número 253, con un peso de 480 kilos, de pinta negro entrepelado; el 252, con 522, negro mulato; el 237, con 513, negro bragado; el 229, con 477, castaño; el 251, con 514, cárdeno; el 249, con 470, negro listón; el 262, con 515, negro entrepelado y el burel herrado con el número 258, con 533 kilos de peso, de capa también negro entrepelado.

Como se verá, el cartel no tiene desperdicio y en al ambiente para este séptimo festejo del serial mayor en el enorme embudo taurómaco de la colonia Noche Buena se respira un ambiente de triunfo, de mucho éxito.

Para llevar las “riendas” de esta función las autoridades correspondientes ha determinado que como juez de plaza ejerza el matador de toros en retiro Gilberto Ruiz Torres y como asesor técnico don Conrado García. Que Dios reparta suerte.