Alternativa: Toros y Luchas

Toros y luchas

Por Gustavo Mares

 

En las redes sociales, hace unos días, comenzó a circular un cartel en el que se anuncia una novillada a celebrarse en El Palacio del Arte de Morelia, donde bajo el título ‘Morelianos contra Forasteros’, llama la atención el afiche, pues es una mezcla entre un cartel  moderno de lucha libre y una película del espacio.

Dicha publicidad divide opiniones en las redes sociales.

Algunos puristas ‘pusieron el grito en el cielo’ por el diseño del cartel. Algunos otros lo trataron con más calma.

Independientemente del gusto personal o de lo riguroso en cuestión taurina que uno pueda ser, valdrá la pena conocer el resultado que genere en los tendidos esta promoción. Es una forma diferente de llamar la atención. Arriesgada y diferente. Vale la pena esperar para conocer el resultado.

Evidentemente, uno da por sentado que el festejo se llevará a cabo en el marco de la reglamentación taurina habitual, lo que debe de suceder.

De esta forma, del lado de los toreros michoacanos están puestos Patricio Ochoa, Baruch Arreola y Mauricio Ruiz, en tanto que los ‘forasteros’ son el zacatecano Andrés Suárez del Real, el aguascalentense Manuel Gutiérrez ‘Esparterito’, el queretano Emilio Saavedra y el guanajuatense Francisco Martínez, con ejemplares de Puerta Grande.

Ojalá que responda la afición al cartel. Que todos aquellos que reprocharon el diseño, hagan acto de presencia en el coso moreliano para atestiguar que el festejo se lleve a cabo conforme a la usanza española. Y los que aplaudieron la forma de promocionar, también se ‘retraten en taquilla’ para apoyar a las nuevas generaciones de toreros.

No es la primera vez que el tema taurino y el de lucha libre se entrelazan. Hay que recordar, sólo por mencionar algunos puntos relacionados, aquellos festivales en los que el legendario luchador El Santo alternaba para torear con el inconmensurable Gaspar Henaine ‘Capulina’.

El tema de que alguien se enmascare para torear no me parece correcto porque desde un inicio está ‘matando’ parte de la magia de los toreros.

Por ejemplo, la expresión del diestro Diego Silveti, en la que lleva con un ‘cornadón de caballo’ pero tiene el rostro impávido, sereno y tranquilo.

La fórmula de torear encapuchado se probó pero no gustó. Sin embargo, hay factores más de fondo que el toreo podría aprender o retomar de la lucha libre.

Un destacado matador de toros mexicano, ahora desaparecido, decía que los toreros deberían aprender de los luchadores la forma en que estos se posicionan en su papel. Aseguraba que siempre, en todas las entrevistas y apariciones públicas de estos grandes atletas, capturaban inmediatamente la atención de propios y extraños pues inmediatamente se sabía que se trataba de luchadores profesionales.

Decía también, que muchos novilleros ya no transmitían esa imagen de torero en su día a día, sino sólo los fines de semana. Que se habían relajado en su aspecto.

Renglón aparte merecen los grandes luchadores aficionados al Arte de Cúchares, así como la afición de muchos toreros por el pancracio.

El diseño del cartel por lo pronto ya cumplió un objetivo y es que de una u otra forma se habla del festejo en el palacio moreliano.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Qué torero sudamericano -con la doble nacionalidad española-, torea como europeo en nuestro país?