Andy Cartagena triunfador en la corrida de rejones de SLP

Por: Everardo González Castanedo
San Luis Potosí, SLP.- Con el corte de una oreja Andy Cartagena se alzó como triunfador de la corrida de rejones; sus alternantes estuvieron en torero, pero al oficiar con el rejón de muerte perdieron los apéndices. Ficha: Santiago Zendejas: Al tercios y vuelta al ruedo Andy Cartagena: Al tercio y Oreja Jorge Hernández: Al tercio y Palmas Se lidiaron toros de Puerta Grande, mismos que salieron buenos en términos generales.
EL FESTEJO
Abrió plaza Santiago Zendejas, quien enfrentó a ‘Fandanguero’, con el que se mostró voluntarioso desde los rejones de castigo. En banderillas estuvo certero, gustando al respetable. Con el rejón de muerte pinchazo en el primer viaje, echó pie a tierra terminando su labor con dos descabellos. Su labor fue premiada por el respetable con salida al tercio.
Le siguió Andy Cartagena quien enfrentó a ‘Zacatecano con 480 kilos, quien estuvo acertado con las banderillas. En su labor, el caballero en plaza estuvo toreando y rematando cada una de sus ejecuciones, llevando por momentos el toro muy pegado a su caballo, lo que fue reconocido por la afición. Con el rejón de muerte pinchazo, espadazo, para tener fuerte petición de oreja, misma que el Juez de Plaza se negó a conceder.
El tercero en el cartel fue el joven maestro del rejoneo Jorge Hernández Gárate, quien desde la salida de ‘Cañero’ demostró la elegancia y clase que atesora. Clavando estuvo fino y acertado, toreando y gustando. Con el de matar pinchazo, para matar al tercer golpe de descabello. La afición lo obligó a salir al tercio.
Con el segundo de su lote ‘Potosino’ de nombre, Santiago Zendejas estuvo en torero desde los rejones de castigo. En banderillas espectacular, clavando en buen sitio y rematando sus ejecuciones. Con cortas lució. El de muerte lo dejó a la mitad, el toro tardó en caer; pese a ello hubo una leve petición de oreja. Dio la vuelta al ruedo.
El quinto de la velada para Andy Cartagena quien enfrentó a ‘Cazador’, con el que estuvo en plan grande, entregado en sus ejecuciones, teniendo al respetable siempre metido en su faena, sacando a su caballo estrella, mismo que toreó parado de manos. Con el rejón de muerte mató en buen sitio, para ser premiado con una oreja.
Cerró plaza ‘Pensador’, para Jorge Hernández, quien estuvo certero, destacando en su faena el tercio de banderillas. Al momento de oficiar con el rejón de muerte pinchó en el primer viaje; en el segundo delantero. Escuchó Palmas.