NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / A 73 años de su fallecimiento… Recuerdo a Manuel Rodríguez “Manolete” 
A 73 años de su fallecimiento… Recuerdo a Manuel Rodríguez “Manolete” 

A 73 años de su fallecimiento… Recuerdo a Manuel Rodríguez “Manolete” 

*El célebre diestro cordobés fue único en su época y sobre su imagen torera y humana opinaron varios de sus colegas mexicanos

ADIEL ARMANDO BOLIO 

Este viernes 28 de agosto se estarán cumpliendo 73 años de la famosa tragedia de Linares (Jaén), España, en su coso taurino inaugurado en 1886 y que como evento más relevante fue esta fecha, en plena Feria de San Agustín, cuando un toro llamado “Islero” de la dehesa de Miura, quinto de la tarde, le infirió mortal cornada al llamado “Monstruo de Córdoba”, Manuel Rodríguez “Manolete”, hecho que estremeciera a todo el Orbe Taurino pues en aquel entonces la gente no podía creer que un astado pudiera acabar con su vida.

Ya lo dice su elegía: “Pero sin no puede ser, con estos ojos lo he visto y no lo puedo creer. Fue un mal toro traicionero de la raza de los Miura, que se llamaba ‘Islero’. Qué momento más tremendo. Lo he visto matar muriendo y lo he visto morir matando”.

El hecho ocurrió durante la primera corrida linarense de la Feria de San Agustín, el jueves 28 de agosto de 1947, estando en el cartel Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana”, Manuel Rodríguez “Manolete” y Luis Miguel “Dominguín”, con el encierro de la afamada divisa de don Eduardo Miura.

Manuel Laureano Rodríguez Sánchez “Manolete” tenía que ser torero porque ese era su destino. Su padre fue el diestro del mismo nombre y apodo, y entre su parentela se citan al espada José Dámaso Rodríguez “Pepete”, al banderillero Rafael Sánchez “Bebé” y al matador José Rodríguez Sánchez “Bebé Chico”. Y, por si fuera poco, su madre, doña Angustias Sánchez Martínez, estuvo casada en primeras nupcias con el matador Rafael Molina Martínez “Lagartijo Chico”.

“Manolete” nació el 4 de julio de 1917, en el número 2 de la calle del Conde Torres Cabrera, en la sultana Córdoba y murió la madrugada del viernes 29 de agosto de 1947, a causa de la grave cornada en la ingle derecha, cuando ya había cumplido los 30 años de edad, en el hospital Municipal de Linares.

Pero, que opinaban los diestros mexicanos que alternaron con él, según nos lo hace saber el estupendo amigo Guillermo Macías, además de una interesante numeralia:

MARIO MORENO “CANTÍNFLAS”: “Fue una las figuras más grandes del toreo. Estoy por decir que la más grande de todas las épocas. Eso en el ruedo y, en la calle, era un espejo de caballerosidad. Un auténtico señorón”.

LUIS CASTRO “EL SOLDADO”: “Manuel Rodríguez ‘Manolete’ fue el detonante que obligó a los diestros mexicanos a tratar de superarse en cada tarde y con ello la afición salió ganando”.

SILVERIO PÉREZ: “Tenía una personalidad avasalladora y un aguante increíble. Trajo a los ruedos una forma distinta de torear. Creó un estilo nuevo y marcó una época. Ante el toro no se dejó nunca ganar las palmas”.

FERMÍN RIVERA: “A lo largo de mi carrera taurina fue una de las personas más honestas que conocí, tanto en su quehacer artístico como en su actitud ante la vida. Tenía un valor a toda prueba”.

ALFONSO RAMÍREZ “EL CALESERO”: “En los ruedos, ‘Manolete’ fue un torero fuera de serie y en la calle una persona extraordinaria. Cuando un torero marca una época podrá gustar a unos y a otros no, pero resulta indiscutible su grandeza”.

LUIS PROCUNA: “A ese coloso del toreo hay que echarle de comer aparte. Que me perdonen mis compañeros, presentes y pasados, sobre todo aquellos que tienen un sello propio, pero ese gran señor de los ruedos, Manuel Rodríguez, nos superó a todos en eso que se llama carisma”.

CARLOS ARRUZA (a quien consideraba como su hermano): “Aquello fue una cosa nueva para mí. Nunca había visto a nadie ponerse más cerca del toro y aguantar con más estoicismo las embestidas”.

Manuel Rodríguez “Manolete” toreó en cosos mexicanos 36 corridas de 1945 a 1947, tocando plazas como “El Toreo” de la Condesa, Guadalajara, Irapuato, Orizaba, Puebla, Torreón, Nuevo Laredo, Tijuana, Monterrey, San Luis Potosí, Mérida, Ciudad Juárez, Aguascalientes y, por supuesto, la Monumental Plaza México.

Con quien más alternó de los espadas mexicanos fue con Carlos Arruza en 60 tardes, luego le siguió Fermín Rivera con 18, Silverio Pérez con 17, Luis Procuna con nueve y Luis Castro “El Soldado” con cinco.

Y en cuanto al ganado nacional que más lidió fue de La Punta con 43 toros, seguido de Xajay con nueve, San Mateo y Torrecilla con seis.

Es así como hemos querido recordar el LXXIII aniversario luctuoso del célebre matador de toros cordobés Manuel Rodríguez “Manolete”.