NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Angelino se apoya en la tecnología y…Forja toreros ‘como los de antes’
Angelino se apoya en la tecnología y…Forja toreros ‘como los de antes’

Angelino se apoya en la tecnología y…Forja toreros ‘como los de antes’

Por Luis Miguel Martínez

Fotos: Ángel Sainos y Héctor Lobaton

 

TETLA, Tlaxcala.- El diestro José Luis Angelino, director de la Escuela Taurina de Tetla, sabe la importancia que tiene la tauromaquia para sus alumnos por  lo que aprovecha la tecnología para formar toreros como los de antes. En época de pandemia es a través de video conferencias como prepara a sus alumnos. Forja a sus alumnos ‘como los de antes’, cuando esta educación taurina abarcaba más allá del ruedo.

Con el apoyo de su apoderado, Raúl Alducin, reconoce que: ‘En este proyecto de vida de mis alumnos que quieren ser toreros, lo que no se puede detener son las clases’.

‘Gracias al apoyo de sus padres, por video conferencias damos seguimiento a los avances, entrenamientos y hacemos las correcciones que se necesitan. Son clases en línea para no perder la continuidad en el proyecto de la escuela taurina de Tetla con la que estamos muy ilusionados. No sabes el gusto que me da ver cómo me van llegando mensajes de los chicos que están listos para entrenar todos los días. Y me motivan también’.

Agrega que: ‘Tengo alumnos como Marco Peláez o Daniel Nava “El Pintas”, que como toreros son diferentes pero coinciden en que se les nota el hambre. Y no me refiero a un hambre de ambición espiritual, sino a un hambre real de salir de la condición en la que viven. Y no veas cómo se preparan, con qué ganas salen a torear donde sea’.

‘Un día vi una entrevista del maestro Paco Camino en la que revela que vio a su mamá lavar ropa ajena para mantenerse y lo primero que dijo aquel niño fue: voy a ser torero para comprarte una lavadora y fue figura del toreo. Hay que tener ilusiones en la vida’, dice.

EDUCACIÓN INTEGRAL

Justo como Saturnino Frutos ‘Ojitos’ hizo con el maestro Rodolfo Gaona, la ‘educación taurina’ que imparte Angelino va más allá del ruedo: ‘Primero quiero formar buenos seres humanos, gente de bien, que tengan cultura. Les dejamos tarea leer libros y que nos hagan resúmenes. Y qué alegría es ver sus trabajos. La afición que tienen y estoy seguro de que en ellos hay futuro por la fiesta. A los nuevos toreros y aficionados les recomiendo dos libros: El Toreo de Frente y Toreo Añejo, dos magníficas obras’.

‘Me gustaría ver que si no todos pueden llegar a ser figuras del toreo, tengamos primero buenas personas y luego banderilleros, jueces de plaza, médicos taurinos o un aficionado de tendido que comprenda, ame, cuide y promueva con respeto la fiesta de los toros. Pero, sobre todo, que sean gente de bien’, puntualiza.